“EL MUNDIAL SERÁ UN CAMBIO BRUTAL PARA QATAR POR SU RELIGIÓN Y SUS COSTUMBRES”

En cualquier parte del mundo juega un argentino y Qatar no es la excepción. Un destino inusual pero rentable por dónde se lo mire. Luciano Vázquez (34) juega en el Shahaniya de ese país y es uno de los goleadores del equipo de la primera división de la liga asiática. Nuestro compatriota vistió la camiseta de Flandria  (en donde convirtió el gol más rápido en la historia del Canario en 9 segundos), Villa Mitre de Bahía Blanca y Temperley, entre otros clubes nacionales. Hasta la «rompió» en el Ñublense de Chile, institución que lo vendió y logró su mejor venta en sus años de vida. 

«Jugar en la Liga de Qatar es interesante. Es competitiva y año a año va creciendo porque trae muchas figuras. En época de verano se hace más difícil por el clima, la temperatura llega a los 56 grados y la humedad es impresionante. El nivel de juego se hace más lento en verano que en invierno más allá de que todos los estadios tienen aires acondicionados y llegás a jugar con 24 o 25 grados. El torneo es exigente porque trae muchos futbolistas de África que tienen una potencia física diferente», explica el santafesino que nos brindó la entrevista con gran predisposición y sin dudar en ningún momento.

Las comparaciones entre los torneos argentinos y el qatarí pueden resultar trilladas pero el Tiburón, apodo que recibió en el fútbol, aleja todo tipo de coincidencias entre ambos: «No es parecida a una competencia argentina. Acá la mayoría de los equipos quieren jugar y tenés un tiempo más para manejar la pelota. No hay una presión para cortar tanto el juego. El árbitro cuida al futbolista. La adaptación es esa. En Argentina está acostumbrado al choque y la fricción. Es mucho más dinámico. No es similar a ninguna categoría de Argentina».

Pasar a un equipo de Qatar fue un cambio rotundo para Luciano Vázquez que nació en San Miguel de Monte, empezó su carrera en Argentina en una decena de equipos y vivió en Chile por su paso por Ñublense y Huachipato. “No me costó tomar la decisión de viajar. Pensé en las costumbres, cruzar el mundo, llegar a otro continente. Fue interesante para la familia entera y la experiencia era buena. Estoy feliz y agradecido por haberlo hecho, no me arrepiento. Estamos en un país muy lindo en todo sentido. No sé por cuánto tiempo más pero feliz por seguir en esta zona”, reconoció el jugador que lleva la 10 en el conjunto qatarí.

Su estancia en un país atípico en el radar argentino le propinó experiencias inimaginables ante la realidad sudamericana: Un sheik le ofreció 40 mil dólares por ganar un partido, enfrentó y le metió un gol de cabeza al Bayern Munich de Pep Guardiola pero su equipo cayó por 11 a 1; y hasta le hicieron elegir entre un auto BMW o Merdeces Benz en una previa de una pretemporada en Holanda (eligió el BMW). “Sorprenden las historias locas. Yo no estaba acostumbrado. Es un derroche constante, es lujo tras lujo. Todo es muy exagerado”, expresó.

En poco más de tres años se vendrá el Mundial de Qatar y Vázquez nos ayudó a conocer de cerca el futuro de la próxima Copa del Mundo. “Creo que ellos no se imaginan lo que es realmente ese torneo cuando vengan los europeos o los sudamericanos. Estamos acostumbrados a otra cultura distinta. Será un cambio brutal por sus costumbres y religión para ellos pero se están preparando con muchísimos lujos y expectativas”, afirmó y avisó: “No sé cómo reaccionarán los argentinos si les toca ir al Mundial. Cuando vengan a Qatar y se encuentren con esta cultura, que van a tener que respetar, será difícil. El alcohol se vende solamente en hoteles y es muy caro, casi diez veces más caro que en Argentina. Tendrán que buscar una solución, encontrar un sitio para consumir alcohol porque en un mundial es típico y no creo que rompan con eso. Igualmente hay muchas costumbres que tendrán que cambiar”, explicó.

La participación de Qatar en la Copa América tampoco pasó desapercibida. “No sé si pueden sorprender en la Copa América aunque pueden hacer un papel discreto. Pero que la Selección Qatarí ganara la Copa de Asia fue una sorpresa para todos. Se podía esperar porque venían haciendo un gran trabajo. Es un proyecto a largo plazo que ellos sostienen. Para uno que está en el fútbol de Qatar y conoce todo, es sin dudas un premio al trabajo que vienen haciendo”, cerró el futbolista.


EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE. El perro de Luciano Vázquez es un integrante más de la familia y ya lo ha acompañado a muchos viajes largos. Sin embargo, las problemáticas aéreas, a veces, le juegan una mala pasada. “Es la primera vez que estoy separado de Arnold. Para mí, es como un hijo. Lo llevo a todos lados. Este año tomé la decisión de no hacerlo porque Qatar y Dubai están en un problema político importante y ya no se pueden cruzar directamente y hay que dar otra vuelta. La raza (Sharpei) no está permitido viajar más de 15 horas y tenemos 19. Antiguamente lo llevaba a Dubai, esperaba seis horas y luego lo cruzaba. Y ahora, no. Sería mucho más tiempo y no tengo ganas de asumir ese riesgo. Estuvo más de 36 horas en un canil gigante y sufrimos mucho ese viaje”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *