BULGARIA 2 – KOSOVO 3: LOS DARDARIOS Y SU TRIUNFO MÁS RUTILANTE

Foto: @FFK_KS

Fueron parte de Yugoslavia y también de Serbia pero ellos quisieron ser autónomos. Para conseguir la independencia y el reconocimiento a nivel mundial vieron correr muchísima sangre sobre todo a fines del siglo XX. Su amor por el fútbol les llevó a golpear las puertas en Zúrich y FIFA los autorizó a jugar como país recién en 2014. Dieron la nota en la Liga de Naciones de la UEFA ascendiendo del grupo más débil de todos pero les faltaba un batacazo. Y entre tantos sueños de gloria, llegó esa victoria inolvidable en la noche de Sofía donde los Dardarios vencieron agónicamente por 3 a 2 a los Leones Tricolores.

Matemáticamente todos tienen chances de clasificar a la Eurocopa 2020 pero Bulgaria empezó a despedirse lentamente. Atrás quedaron las épocas doradas Hristo Stoichkov, Iordan Letchkov y Emil Kostadinov. Y llegó el momento de nuevas épocas que le permitieron brillar a una recién nacida Kosovo.

El batacazo en el oriente de Europa comenzó a gestarse antes del cuarto de hora. Un desborde de Mergim Vojvoda derivó en un centro que no revestía peligro hasta que Strahil Popov se pasó de canchero, intentó despejar de taco, y se la dejó servida a Milot Rashica para que fusile sin piedad a Nikolai Mihaylov.

El juego era de ida y vuelta. Kosovo estuvo cerca de estampar el segundo con un bombazo de Bersant Celina que exigió al guardameta de Bulgaria a revolcarse contra la verde gramilla de Sofía. Así, la visita ganaba por la mínima pero no iba a poder aguantar el triunfo ya que a los 42 minutos Ivelín Popov colgó un formidable remate desde la medialuna contra el ángulo superior izquierdo del arco defendido por Arijanet Muric.

El 1 a 1 forjó un ida y vuelta intenso en el arranque de la complementaria. El dueño de casa pegó primero cuando el ingresado Kristian Dimitrov conectó de cabeza un tiro de esquina que Todor Nedelev puso en órbita desde el flanco izquierdo. Sin embargo la alegría duró poco para los locales ya que cuando iban 18 de la segunda mitad, Vedat Muriqi utilizó su cráneo para emparejar las acciones por la misma vía que se habían puesto en desventaja.

Los Leones Tricolores no le encontraban la vuelta para vencer a los Dardarios y el 2 a 2 no le servía prácticamente a ninguno de los dos seleccionados. Sin embargo, la encendida noche que tuvo Rashica, el volante del Werder Bremen de Alemania y que también supo pasear su fútbol por la elite de Holanda, aún guardaba un capítulo extra para la función. El mediocampista desbordó por enésima vez y en tiempo de descuento metió un centro venenoso al corazón del área donde Elbasan Rashani desató la locura de todos los visitantes.

Kosovo consiguió su primer triunfo histórico de manera oficial ante un rival que jugó siete Mundiales y que, hace exactamente un cuarto de siglo, lograban un magnífico cuarto puesto en Estados Unidos por detrás de Brasil, Italia y Suecia. Tal vez poco haya importado la eliminatoria para la Eurocopa 2020. Los Dardarios descorcharon en un presente inolvidable y le ganaron 3 a 2 a Bulgaria para permitirse soñar con seguir dando pasos de gigante a pesar de su corta edad como país afiliado a la FIFA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *