RUSIA 9 – SAN MARINO 0: PISA FUERTE CON UN 9 Y MEDIO

Foto: @TeamRussia

Dejó huella. Organizó el último Mundial y cayó en cuartos de final ante Croacia que había sido subcampeona. En la segunda división de la Liga de Naciones de la UEFA peleó de igual a igual con Suecia por el ascenso a la elite. Y su camino rumbo a la Eurocopa conitnuó a marcha firme tras golear por 9 a 0 a la Sereníssima que aún no ganó y recibió dieciséis goles en tres cotejos.

San Marino aguantó con la valla invicta hasta los 25 minutos del primer tiempo. Si bien no se arrimó contra la retaguardia del brasilero nacionalizado, Guilherme Marinato, el 0 a 0 era un lujo ante un rival de peso. No obstante, un gol en contra le abrió a Rusia el camino a un triunfo inolvidable.

Aleksandr Golovin desbordó por derecha y quiso meter un centro venenoso dentro del área grande. La pelota se desvió en los tapones de Michele Cevoli y descolocaron al histórico arquero de La Sereníssima, Elia Benedettini. El 2 a 0 llegó apenas después de la media hora y fue el primero de los cuatro goles que anotó Artem Dzyuba. El centrodelantero del Zenit cambió penal por gol y empezó a sentenciar el juego.

A los 36, Fiodor Kudryashov la colgó de un ángulo tras una gran acción colectiva y puso el 3 a 0. Sin embargo aún había más antes de irse al descanso en favor de los hombres de Stanislav Cherchesov. Mario Fernandes buscó su merecida conquista pero otra se topó con un muro local. El rebote le quedó a Anton Miranchuk que con un disparo seco dejó sin respuestas al dueño de casa.

Rusia tuvo un nuevo impasse en la complementaria donde le dio un respiro a San Marino. No obstante, los Osos Tricolores pusieron en marcha toda su maquinaria sobre el epílogo y en un cuarto de hora anotaron cinco goles y medio teniendo en cuenta que malograron un penal después de la quinta diana.

Dzuyba de cabeza en el área chica marcó a los 28. Benedettini le contuvo un penal al máximo anotador de la noche en Saransk pero el hombre del Zenit capturó el rebote y estampó el sexto. Luego llegó el doblete de Fédor Smolov, uno con ayuda del guardameta visitante y el otro conectando con el cráneo en plena área chica.

El 9 a 0 final fue producto de Dzyuba que le hizo un favor a Cevoli que se la metía en contra por segunda vez pero el delantero quiso lograr el cuarto de su cosecha personal. Así Rusia se aprovechó de San Marino y quedó, provisoriamente como mejor segundo en los grupos compartiendo esa plaza con Escocia que también cantó victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *