“DEJÉ EL FÚTBOL UN TIEMPO PORQUE NO ME DABA NI PARA LOS VIÁTICOS”

Foto: Prensa Belgrano de Córdoba

Desde Montevideo llegó Christian Almeida para desembarcar en el Fútbol Argentino. Defensa y Justicia y Belgrano de Córdoba confiaron en sus habilidades y lo sumaron a sus planteles para darle un lugar en un “nuevo mundo”. La historia del lateral habla de un camino sinuoso pero con un final feliz por su entrega y sacrificio. De chico tuvo que abandonar la actividad por sus escasos recursos económicos aunque no se rindió y cumplió su sueño de debutar en Liverpool.

“Un tiempo dejé el fútbol porque no me daba ni para los viáticos. En un momento jugué para el equipo del barrio y al mismo tiempo trabajaba de verdulero. Entré en Liverpool en cuarta y, a la siguiente semana, me ficharon de lateral izquierdo”, cuenta el futbolista que, actualmente, juega en el Pirata de Barrio Alberdi.

Desde los 18 años hasta el 2018 vistió la camiseta del Negriazul y decidió cambiar de rumbo al otro lado del Río de la Plata para conocer un ambiente distinto. “La dinámica que tiene el fútbol argentino no es la misma que en Uruguay. La gente también es distinta porque las canchas siempre están llenas, allá por lo general solo llevan gente Nacional y Peñarol”, explica el hombre de 29 años a Vermouth Deportivo.

Belgrano lo recibió con los brazos abiertos a mitad de la temporada 2018/2019 de la Superliga pero al equipo cordobés no le fue como esperaba: descendió al Nacional B, la segunda división. “Me sorprendió mucho. Belgrano es un club lindo y grande que tiene mucha gente. Estoy maravillado con la institución y ojalá que podamos subir rápido. El presidente me dijo que quiere que siga”, dice el jugador de perfil bajo.

Es lógico que después de tantos años en Montevideo, el jugador sienta la nostalgia al vivir en Buenos Aires. “Extraño mi casa de allá porque trabajé dos años y medio para hacerme la casa, la hicimos con mucho esfuerzo. Se extraña a la familia, los amigos, tomar mate en la puerta y charlar con los vecinos”. Sin embargo, hay algo que no negocia: “La yerba la traigo de Uruguay que es lo que más uso. Acá está más cara acá. Cada vez que voy me traigo de a diez o doce kilos y hasta le pido a mi familia que me traiga”.

Hincha de Nacional y de la Selección, el montevideano no se despega de la pasión de un uruguayo hacia su equipo y por eso sueña con otra copa en Brasil 2019: “Como siempre vamos a hinchar por Uruguay. Tiene una linda camada. Tengo mucha fe. Será difícil porque sabemos que Argentina no está en un buen momento pero tiene a Messi que puede desequilibrar en cualquier momento. Brasil también es una buena selección. Será una Copa América muy pareja”.

Texto: Francisco Javier Alí
Entrevista: Federico Botto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *