FRANCIA 2 – ESTADOS UNIDOS 3: EL GOL DE RENNICKS LLEGÓ EN EL MOMENTO JUSTIN

Foto: @USYNT

Se acabó el sueño para Les Blues en el Mundial Sub 20 que se disputa en Polonia. El elenco de Bernardo Diomede, tras ganar invicta su grupo, tropezó en octavos de final ante Los Yankees por 3 a 2. Con este resultado, los hombres de Tab Ramos quedaron dentro de los ocho mejores del certamen e irán por más el sábado cuando se midan ante Ecuador.

Estados Unidos hilvanó su tercer triunfo al hilo, dejó en el olvido el desliz del debut ante Ucrania, y se metió en cuartos de la Copa del Mundo juvenil. Su última víctima ha sido el durísimo Francia que supo besar la gloria de este torneo allá por 2013 cuando el certamen se disputó en Turquía y su capitán era, nada más y nada menos, que Paul Pogba.

Los europeos estuvieron cerca de abrir la cuenta pero Nabil Alioui, inexplicablemente, cabeceó en plena área chica por encima del travesaño y con todo el arco a su merced. Y la máxima de los goles que no se anotan en un arco y si entran en el opuesto, se hizo presente en Bydgoszcz.

En un retroceso defectuoso de los franceses, Richard Ledezma edificó una asistencia milimétrica para Sebastián Soto. El hombre del Hannover 96 de Alemania picó con la pelota dominada y, con muchísima clase, ubicó la pelota contra el palo más lejano de la cueva defendida por Alban Lafont.

Les Bleus empataron aplicándole la misma medicina que utilizaron Los Yankees para abrir la cuenta. El palo se lo había negado a Michael Cuisance, volante nacido en Estrasburgo y promesa del Borussia Mönchengladbach. Pero a los 41, Moussa Diaby metió un pase en profunidad para Amine Gouiri que, cara a cara con Brady Scott, no falló.

Parecía que el poste volvía a arruinarle la vida a Francia cuando Diaby estrelló su intento contra el vértice. Sin embargo fue Alioui quien capturó el rebote a los 10 del segundo tiempo, arrasó con todos, y la mandó al fondo de la red para poner en ventaja a los europeos sin saber que se vendría la noche en la tarde polaca.

Estados Unidos igualó antes de la media hora final cuando apareció la magia de Timothy Weah. El joven del Celtic de Escocia e hijo del enorme George asistió con clase a Soto que volvió a mostrar su formidable nivel para convertirse en una de las estrellas de esta Copa del Mundo Sub 20.

Todo indicaba que irían al tiempo extra y la posible definición por penales pero aún latía la esperanza de Les Bleus de ganarlo en los 90 minutos reglamentarios aprovechando su experiencia. Sin embargo, a los 38, el nacido en Holanda, Sergino Dest, sacó un fortísimo remate al cual Lafont no pudo contener de primera. Y en el rebote, el guardameta del conjunto de Diomede estuvo más lento de piernas que Justin Rennicks quien elaboró una corrida inolvidable para empujarla al fondo de la red y destacar la locura en el elenco norteamericano.

Francia, sin la ayuda del reloj, se resignó y no contó con oportunidades claras como para forzar nuevamente a una parda en las chapas. Estados Unidos dio la nota y el batacazo en Polonia con un gol que llegó «Justin» antes del alargue. Así ganó 3 a 2 y el combinado de Ramos se metió en cuartos de final de la Copa del Mundo Sub 20 donde se medirá contra Ecuador que viene de eliminar a la durísima selección de Uruguay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *