MELGAR 0 – UNIVERSIDAD CATÓLICA 0: DOMINÓ HASTA ENTREGARSE

Foto: @MelgarOficial

El Dominó claramente no pudo revertir el 6 a 0 sufrido en Quito la semana pasada y quedó eliminado de la Copa Sudamericana. La escuadra ecuatoriana supo cuidar el formidable resultado conseguido en su casa para no pasar sobresaltos en tierras peruanas y así, con un entretenido 0 a 0, logró meterse en octavos de final del certamen continental.

Fue clave la actuación del argentino Hernán Galíndez en el primer tiempo para que Melgar no pudiese insertarse nuevamente en la serie. El ex arquero de Rosario Central y Quilmes tuvo al menos tres atajadas espectaculares que le permitieron a la Universidad Católica regular durante la complementaria sabiendo que era imposible recibir seis tantos en un solo período.

Lo buscó el equipo peruano. Dominó el Dominó pero no cayeron las fichas como para ilusionarse hasta el final de la contienda y así, con la desesperación encima, comenzó el show de cartulinas amarillas en Arequipa. La altura, claramente, no fue un impedimento para los quiteños acostumbrados a ese tipo de escenarios.

Galínez le ganó dos veces a Hideyoshi Arakaki de forma magistral quedándose con la pelota contra el piso. El joven delantero nacido en Lima también estrelló un tiro contra la base del palo derecho del arco visitante. El Trencito Azul se salvaba pero también aportaba lo suyo, a cuentagotas, en el costado opuesto de la cancha como fue un gran cabezazo a quemarropa de Andrés López que salvo Carlos Cáceda y un tiro que salió apenas desviado del salteño que jugó en Lanús, Bruno Vides.

Sin embargo la ataja más notable del partido la tuvo nuevamente Galíndez volando sobre el cierre de la etapa inicial para desviar, a mano cambiada, un cabezazo de Alexis Arias que, en cualquier otro encuentro, hubiese acabado besando las redes. Así el 0 a 0 acompañó a sendos clubes al descanso transformando a la complementaria en cualquier cosa menos un partido de fútbol.

Desanimado, conociendo lo imposible que sería revertir un 6 a 0 en contra solamente en 45 minutos, el Dominó se entregó. Patada por aquí, otra por allá, el árbitro brasileño Dewson Freitas da Silva amonestó a ocho jugadores del rival en poco más de media hora dejando a las claras lo que fue el capítulo final en Arequipa.

Universidad Católica se aprovechó de la goleada en Quito y se apoyó en la magistral noche de Galíndez para evitar cualquier tipo de sobresaltos en Perú. Le alcanzó con un lindo 0 a 0 ante el Melgar para clasificar a octavos de final de la Copa Sudamericana donde deberá medirse con Independiente de Avelaneda que dejó en el camino a Ríonegro Águilas de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *