RACING: LISANDRO LÓPEZ, EL CAMPEÓN, EL QUE MÁS JUGÓ

Foto: @RacingClub

Se terminó la temporada de la Superliga que coronó a la Academia una fecha antes del final en cancha de Tigre. Los dirigidos por Eduardo Coudet lograron despegarse de Defensa y Justicia en un epílogo para alquilar balcones y celebraron en Avellaneda con números elogiables por donde se lo mire.

Racing se consagró con tan sólo dos derrotas en veinticinco encuentros. En los 57 puntos de 75 que logró, hubo seis empates y el resto han sido victorias quedando también con el plantel que más goles marcó y que menos recibió. Pero más allá de todo también hubo un dato no menor: su capitán y emblema fue quien más minutos estuvo en cancha con respecto a sus compañeros.

Lisandro López fue top en varias categorías. No sólo fue el máximo anotador de la Academia sino de toda la temporada de la Superliga repitiendo así, tras una década y media, un logro que había conseguido en el Apertura 2004 y que luego le valió para ser transferido al fútbol de Portugal y Francia.

Con 17 tantos, el «Licha» fue quien más goles hizo en la temporada y, por decantación, en todos los aspectos. Pero así también, el ex Lyon, fue titular en 24 contiendas perdiéndose solamente el juego frente a Patronato en Paraná por la tercera fecha del campeonato. Ante semejante panorama llegó a ser quien más minutos transpiró la camiseta del campeón con 34 horas y 51 minutos de su fútbol en la verde gramilla. Lo siguió el «Osito», Leonardo Sigali, quien luego terminó superándolo con los encuentros de la Copa de la Superliga.

Otros datos que arrojó la Superliga para quien acabó primero fueron la extrema efectividad de Maximiliano Cuadra quien en solo 127 minutos probó una sola vez al arco y acertó justamente cuando estuvo ausente Lisandro López, frente al Negro, en el Presbítero Padre Grella.

Cuadra, al igual que Brian Mansilla, fueron hombres que formaron parte del primer semestre ya que uno migró a Unión de Santa Fe en el verano mientras que el otro también aprovechó el receso para irse a Gimnasia La Plata. Allí fueron reemplazados por Andrés Ríos, que participó solamente 20 minutos para colgarse la medalla, y Darío Cvitanich quien clavó tres festejos en diez encuentros.

Pero la gloria también tuvo de esos momentos cúlmines. Gustavo Bou, uno de los héroes del título del 2014, disputó 8 contiendas y se fue tras no ser titular fijo en el elenco de Coudet. Ricardo Centurión estuvo poco más de 15 horas en cancha hasta que, tras el fatídico encuentro ante River Plate, dejó de ser parte del plantel profesional. Y también la Academia sufrió la lesión de su guardameta, Gabriel Arias, quien entrenando para la Selección de Chile trajo malas noticias por Avellaneda y debió ser reemplazado por Javier García durante siete partidos logrando la valla invicta en cuatro de ellos.

La vuelta olímpica fue un hecho para un equipo que quedó licenciado hasta el 19 de junio tras quedar eliminado prontamente de la Copa de la Superliga. En el torneo de 25 fechas, el campeón, ofrendó números dignos de levantar el trofeo. Y mucho de ello se lo debieron al que más estuvo, a quien anotó más goles, a su eterno capitán que con 36 años en sus espaldas contagió a todos por su entrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *