ESTUDIANTES (LP) 1 – RACING 1: UNO A UNO Y CINCUENTA Y SIETE

Foto: @EdelpOficial

La noticia no fue el partido de ida de los octavos de final de la Copa de la Superliga ni tampoco que reaparecía en acción el campeón reinante del fútbol argentino. Horas previas al choque entre el Pincharrata y la Academia en la ciudad de las diagonales, Juan Sebastián Verón, presidente del León, confirmó la fecha en la cual los de rojo y blanco volverán a jugar en su estadio, en el mítico 1 y 57. Más allá de ello, el cotejo fue entretenido, empataron 1 a 1, y todo se definirá el sábado entrante en el Cilindro de Avellaneda.

Volvió Racing pero también regresará Estudiantes de La Plata. Los hombres de Eduardo Coudet saltaron al campo de juego sin su capitán, Lisandro López, y con la ausencia de Eugenio Mena, dentro de lo que fue el once ideal que los llevó a quedarse con el título de Primera. La escuadra de Gabriel Milito, tras limpiar a Banfield en la instancia previa, le hizo frente a un rival temible pero su gente estaba en otro mundo.

El hincha del Pincha empezó a tachar los días del calendario cual preso que conoció la fecha en la cual acabará su condena. Y el regreso a 1 y 57 pudo más que el gol de Jonathan Cristaldo con el cual los del «Chacho» se ponían en ventaja a pesar de no hacer pie durante la media hora inicial del partido.

Estudiantes arrancó con mayor ímpetu en el Único. Algún destello de Nahuel Estévez y otro poco de su figura indiscutida, Matías Pellegrini, hilvanaban lo que el canterano de Boca Juniors, Mateo Retegui, no podía concretar ante un atentísimo Gabriel Arias. Claro que también brilló Darío Cvitanich, tanto en defensa como en ataque, pues no sólo despejó alguna situación de peligro en su cueva sino que también se transformó en un asistidor de lujo para que Racing pudiese meterse en ventaja.

Pasada la media hora, Cvitanich clavó un cambio de frente sensacional para la entrada de Augusto Solari quien no cumplió con la ley del ex puesto a que Mariano Andújar se quedó con su fortísimo remate. Sin embargo, en otra obra magistral del atacante con pasado en el fútbol de Holanda y Estados Unidos, el número veinte le sirvió un centro perfecto para la cabeza de Cristaldo quien, de pique al suelo, estampó el 1 a 0.

En la complementaria, el Pincharrata mejoró la puntería. Arias tuvo que desviar con grandes reflejos una buena oportunidad de Nicolás Bazzana cuando todo comenzaba. No obstante, el tanto del León no iba a demorar mucho más. Pasado el cuarto de hora, Manuel Castro pinchó una pelota hacia el sector opuesto para la solitaria entrada de Pellegrini que, de primera, clavó la parda.

Estudiantes terminó mejor la noche que el campeón de la Superliga. Pudo ganarlo con otra ley del ex fallida pero Arias le tapó un lindo remate a Gastón Fernández. Y así empataron 1 a 1 en el Único. El uno sigue siendo para Racing que todavía disfruta las mieles del título. Pero el otro le corresponde al local que más allá de la igualdad terminó festejando la definitiva vuelta a Uno.. y 57.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *