ITUZAINGÓ 0 – EL PORVENIR 1: EL PORVE LE GANÓ AL SEMÁFORO

Uno debía cruzar para seguir la ruta por el sueño del ingreso al Reducido en la Primera C y terminó siendo El Porve, que venía embalado con una racha formidable, quien vestido de Amarillo superó al Verde que terminó jugando con nueve porque dos jugadores vieron la Roja en el primer tiempo. Los dirigidos por Guillermo Szeszurak se impusieron por 1 a 0 en el Carlos Sacaan y quedaron en el umbral del octogonal de la cuarta categoría directamente afiliada a AFA.

Ituzaingó dejó pasar el tren en Pacheco y Mariano Acosta. Le puso ganas pero le faltó fútbol. O mejor dicho, al conjunto de Marcelo Álvarez le costó de tres cuartos hacia adelante incluso cuando El Porvenir pareció conformarse con todas las ventajas que tenía y terminó arriesgando demasiado en su retroceso hacia la cueva de Gerardo Cabral.

Los locales empezaron mejor y siendo más punzantes pero con el correr de la etapa inicial el protagonismo terminó siendo del conjunto del «Búfalo» Szeszurak. La primera aproximación del Verde fue un remate por lo bajo de Alan Gramajo que los guantes del uno visitante lograron desactivarlo para enviar la pelota al tiro de esquina.

El Porvenir antes del cuarto de hora avisó con un tiro a la carrera de Brian Machín. En verdad pasaba poco y nada. A los 20 minutos, debió ser reemplazado Hugo Tarazona y también Hernán Ortíz. Un jugador por bando y sin haberse tocado terminaron lesionados en la misma jugada. Y de a poco Ituzaingó iba perdiendo protagonismo en su domicilio.

Iban 25 cuando la figura indiscutida de la tarde, Lorenzo Matías Mena, quedó cara a cara con Matías Lescano y no falló. El siete del conjunto de Szeszurak, nuevamente intrépido, terminaría convirtiéndose en una jaqueca para los de Álvarez que al menos lograron irse al descanso con sus once jugadores y solamente un gol abajo en las chapas.

Ituzaingó afrontó la complementaria sabiendo que tenía que adueñarse de la pelota nuevamente. Una vez más arrancó mejor que su oponente pero, en la última acción, aportó muy poco. Un zapatazo de Pablo Pintos y algún que otro entretenido desborde de Kevin López Arroyo pero no mucho más. El Porvenir, para evitar los sofocones, apeló a su carta letal.

Pasado el cuarto de hora de la complementaria, Mena picó al vacío, Emanuel Mantovani lo tocó a la pasada y vio la segunda tarjeta amarilla. El local se quedaba con diez hombres y el autor del único tanto del partido ejecutaba el tiro libre que se fue apenas desviado. Tres minutos más tarde, nuevamente el siete del elenco de Gerli se iba de cara al segundo y aquí fue el arquero, Lescano, quien frenó el esférico con sus brazos fuera del área. Roja y nueve muchachos para el León.

Iban 32 cuando El Porve tuvo desperdició una situación inmejorable. Mena esquivó al ingresado Blas Pisano e intentó batir la resistencia del número doce pero fue el arquero quien llegó a tapar con lo justo. La pelota le quedó servida a Juan Carlos Véliz con todo el arco a su merced pero Pintos, con el último aliento, desvió la pelota en la línea. Y como lo que no mata, fortalece, desde ese entonces hasta el final, fue el Verde quien tomó la iniciativa para arrinconar a un elenco que debía ser amo y señor de un partido sumamente favorable.

Ituzaingó mostró su mejor versión estando en desventaja completa pero jamás halló el camino para vulnerar la retaguardia de Cabral. El Porvenir ganó 1 a 0, quedó en el umbral del Reducido, pero dejó una imagen preocupante por no liquidar el asunto con dos hombres de más y un rival prácticamente noqueado. Por el momento, el elenco de Szeszurak cruzó el semáforo y continuó su marcha estirando el invicto a nueve contiendas sin derrotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *