DEPORTIVO MORÓN 1 – OLIMPO 0: COMO «CHICHE» NUEVO

El Gallo jugó una de las tres finales que tenía por delante y ganó un partido importantísimo por donde se lo mire para lograr la permanencia en el Nacional B. En el debut de Alejandro Migliardi como DT del plantel profesional, acompañado por Sebastián Sibelli, los del oeste vencieron por 1 a 0 al Aurinegro que sufrió un duro revés en el afán por no descender al Federal A.

Olimpo fue una sombra de los mostrado en los últimos dos partidos donde aparentaba recuperarse de un desenlace que parecía cantado. Una épica batalla contra Mitre de Santiago del Estero y un triunfo ante un débil Chacarita Juniors fueron la luza de esperanza para los de Bahía Blanca que volvieron a perder, esta vez, en manos de un necesitado Deportivo Morón.

En cancha hubo un sólo protagonista y ese fue el Gallo. De hecho, el primer aviso lo dio a los 58 segundos cuando Emiliano Mayola cabeceó bombeado, la pelota dio en el travesaño y se perdió por línea de fondo. En las pocas llegadas que hubo, el dueño de casa aportó dos más. Una de Matías Nizzo que salió cerca del poste izquierdo y otra de Nicolás Ramírez que fue bloqueada con el tórax por Bruno Díaz. El Aurinegro sólo intentó con una masita del ex Unión y Atlético Rafaela, Manuel de Iriondo, que no revistió problema alguno.

Los de Migliardi y Sibelli volvieron a ponerse la capa de superhéroes en la complementaria en búsqueda de un triunfo que empiece a dejarlos en el Nacional B. A los 7 minutos lo tuvo Ramírez con un tiro cruzado que salió cerquísima del palo zurdo de la retaguardia de Fermín Holgado. Parecía que el gol estaba al caer y cayó nomás. Iban 10 cuando Gastón González capitalizó una pelota en el área grande que había quedado boyando y no perdonó.

Más allá de la derrota parcial, el Aurinegro reaccionó tardísimo. El Gallo siguió llegando a través de Facundo Pumpido que no pudo anotar porque se le interpuso Salvador Sánchez. Los dirigidos por Marcelo Broggi, excepto algún desarreglo del arquero local, no supieron como entrarle. Y cuando hicieron el empate, Luis Lobo Medina, lo anuló por offside.

Una vez culminado el encuentro, todo Olimpo fue a protestarle al colegiado por algunas situaciones en las que estaba incluida el tanto no sancionado que hubiese significado un reparto de puntos. Más allá de eso, Deportivo Morón mostró otra actitud, mayor temperamento, ganó 1 a 0 y disfrutó del triunfo como un «Chiche» nuevo que posiblemente le permita seguir jugando por un año más en la segunda división del fútbol argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *