PLATENSE 1 – GIMNASIA DE JUJUY 0: ESTE CALAMAR LE TOMÓ LA ESPINACA A «POPEYE»

Foto: @caplatense

El Lobo llegaba a Vicente López con el estreno del «Popeye» Marcelo Herrera como entrenador en reemplazo de otro viejo ídolo de la institución, Carlos Morales Santos. Claro que enfrente estaba el dueño de casa, envalentonado por una seguidilla de resultados positivos que los llevó a inflar el pecho y cantar victoria ante su gente que continúa ilusionándose con el regreso a Primera. El Calamar ganó 1 a 0, se ubicó cuarto, y de acabar hoy el campeonato estaría empezando a definir el Reducido en condición de local.

Gran marco para acompañar a un Platense que sabe lo que quiere y que no flaquea. Sin dudas extrañó a su emblema, Hernán Lamberti, pero las piezas de Fernando Ruíz tocaron a la perfección una partitura de memoria para doblegar a Gimnasia de Jujuy que tuvo altibajos aunque prácticamente no inquietó a Jorge de Olivera.

Cuando el Marrón se asentó en la verde gramilla, fue superior. Jorge Broggi sancionó un penal en favor del Calamar apenas había transcurrido la media hora inicial de la contienda pero Carlos De Giorgi se quedó con el zapatazo de Cristian Tarragona para dejar atragantados los festejos. El Lobo apenas insinuaba con muy poco de Agustín Sufi y algo de Fabián Muñoz.

La noche se hizo más oscura cuando a los 36 se apagaron todas las luces. Cuando volvieron, los jugadores no estaban iluminados y así caminaron rumbo al descanso con el empate 0 a 0 en los bolsillos. Sin embargo, el inicio de la complementaria también se vio demorado por un nuevo problema en el sistema lumínico. Y cuando se hizo la luz, Platense encandiló a Gimnasia de Jujuy desde el arranque.

Al minuto del segundo tiempo, Nicolás Morgantini desbordó por el costado derecho y descargó hacia el medio donde Tarragona tuvo su revancha y abrió la cuenta en el Ciudad de Vicente López. Con los focos a toda potencia, la visita se quedó con diez hombres por la expulsión de Leonardo Ferreyra instantes más tarde y así se les complicó demasiado el panorama de llevarse al menos un punto para la Tacita de Plata.

Técnico que debuta no gana para Gimnasia de Jujuy. Herrera logró cambiar un poco el ímpetu de sus dirigidos y le hicieron frente a un equipo que ha demostrado tener herramientas de sobra para pelear por el regreso a Primera. Platense volvió a ganar, por primera vez en la temporada consiguió tres victorias al hilo, y con este 1 a 0 empezó a asegurarse un lugar en el Reducido. Potencia le sobra, y encima se comió toda la espinaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *