REAL PILAR 1 – CENTRAL BALLESTER 0: EL PODER DEL MONARCA Y EL SULTÁN(I)

El Monarca se quedó con un triunfo de oro en el Carlos Barraza tras vencer por 1 a 0 al Canalla y quedar como único escolta del líder, Argentino de Merlo, que el lunes recibirá en un partido por demás clave al Salaíto en Antezana y Pergamino. La visita hizo méritos para llevarse algo rumbo a José León Suárez pero, en la más clara, el arquero local se lo impidió tapándole un tiro desde los doce pasos.

Real Pilar demostró tener con qué pelear arriba. El mismo equipo que limpió a Vélez Sarsfield de la Copa Argentina en cancha de Temperley, cantó victoria en su propio domiclio, se sacó de encima un durísimo contrincante como Central Ballester, y se ubicó a seis unidades de la cima.

Fue un partido entretenido por demás. Sendas escuadras iban en búsqueda de abrir la cuenta pero fue el dueño de casa quien lo consiguió apenas había transcurrido la media hora inicial del pleito. Emiliano Troveno se activó y recuperó una pelota en la salida de su rival por el costado derecho. El atacante descargó para Diego Grego y este lo hizo para Lucas Villafañe quien definió contra la base del poste izquierdo de Alan Scaraville.

El 1 a 0 endulzaba al Monarca pero su oponente también hacía méritos para quedarse con algo en la tarde pilarense. Promediando la segunda mitad, un tiro de Nicolás Carrizo dio en la mano de Franco Maraia y así la visita dispuso de un penal. Germán Irala se hizo cargo de la pena máxima pero Tomás Sultani adivinó la intención, voló contra el palo de su zurda, y desvió el disparo.

Los locales aguantaban los embates de un contrincante que no se daba por vencido y lo tenía contra las cuerdas. Para colmo, el entrenador del Merengue, Tomás Arrotea, sacó a Trovento quien era el jugador que más réditos le venía dando en ofensiva y así, el único escolta de Argentino de Merlo, tuvo que aguantar hasta que silbatazo final en el Carlos Barraza.

Central Ballester, de flojísima campaña y anteúltimo en la tabla de posiciones sólo por una cuestión de diferencia de gol, se fue con las manos vacías en una contienda donde al menos hubiese merecido la parda. Pero Real Pilar demostró que sigue dulce, ganó 1 a 0, y ahora depositó todas sus esperanzas en el Salaíto para soñar con el ascenso directo a la Primera C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *