JAPÓN 1 – ARABIA SAUDITA 0: SE DESPIDE PIZZI

Foto: Gentileza de AFC Asian Cup.

El elenco del entrenador argentino quedó afuera de la AFC Asian Cup en los octavos de final a manos de los japoneses que se encaminan para pelear por el campeonato. El gol del encuentro, lo marcó Takehiro Tomiyasu en el primer tiempo.

Fin de la Copa para Juan Antonio Pizzi y sus dirigidos. Tras acceder a la siguiente instancia del torneo luego de pasar por el Grupo E, Arabia Saudita no pudo con Japón y se volverá con las manos vacías. De las tres jornadas disputadas, los árabes registraron dos triunfos (4-0 a Corea del Norte y 2-0 a Líbano) y una derrota (2-0 con Catar).

En tanto, los dirigidos por Hajime Moriyasu siguen avanzando y esperan rival en los cuartos de final de la Copa de Asia. Cabe recordar que Japón, salió primero en el Grupo F, donde compartió zona con Turkmenistán, Omán y Uzbekistán. A su vez, vale destacar que los venció a todos, lo que lo catapultó directamente a la siguiente ronda.

Hoy, en el Al-Sharjah Stadium, volvió a ganar y sigue firme de cara a las instancias finales del torneo. Con el cabezazo preciso de uno de sus defensores, Takehiro Tomiyasu, Japón sacó a Arabia Saudita y disfruta de un buen momento deportivo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el encuentro ante los saudíes fue peleado y sufrido. De hecho, en las estadísticas quedó plasmado que la tenencia de la pelota fue totalmente dispareja. Japón entregó la pelota y quedó a la espera de algún error por parte de sus rivales para poder facturar. Y así fue. A partir del gol se fortaleció en defensa y pese a las llegadas de los contrincantes no pasaron muchos dolores de cabeza.

Arabia tuvo dos jugadas claras para empatar el juego, pero falló en la definición. En el primer tiempo, un remate salió muy cerca del palo defendido por Shūichi Gonda. Mientras que, en el complemento, una escapada por derecha, desembocó en un centro atrás y Salem Al-Dawsari definió por arriba del travesaño.

Por último, hay que mencionar un dato histórico que ilusiona a los japoneses. En 1992, en el Estadio del Gran Arco de Hiroshima, los locales se quedaron con la Copa de Asia derrotando justamente a Arabia Saudita por 1-0 en la final del torneo. Ocho años después, en el 2000, ambas selecciones volvieron a llegar a la final y la historia se repitió. En aquella jornada en Líbano, Japón derrotó 1-0 a Arabia Saudita.

¿Podrá repetir la historia en el 2019?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *