Foto: Diario Rio Negro

Deportivo Roca le toma el gusto a Cipolletti, lo venció por tres a uno en el Maiolino y dio un paso importante en la serie Preliminar Regional de la Copa Argentina. El Naranja se quedó con el primer Clásico del Alto Valle Rionegrino del año y se mantiene invicto ante el Capataz en la temporada, el próximo domingo se definirá quien sigue en carrera.

El Estadio Luis Maiolino de General Roca abrió sus puertas por primera vez en 2019 para recibir una nueva edición del Clásico Valletano; allí el Club Social y Deportivo General Roca, conducido por Mauro Laspada, recibió al Club Cipolletti de Rio Negro, dirigido por Gustavo Coronel, en el marco del inicio de la Fase Preliminar Regional de Copa Argentina. El Naranja había derrotado al Albinegro en el primer cruce de esta temporada por Federal A, igualaron el segundo y este semestre volverán a enfrentarse en el marco de la Reválida.

Con mucho color local inició el cotejo, pero el primer tiempo nunca terminó de armarse. Ambos equipos intentaron hacer su juego ofensivo, sin embargo los remates no fueron suficientemente peligrosos para vulnerar a los goleros. En el reparto de posibilidades fue Deportivo Roca quien aparentó mayor riesgo, topándose con reacciones de Facundo Crespo.

Ya en el complemento la tensión del cero se rompió de inmediato a favor del local. En tres minutos Maximiliano Prioreschi lanzó el tiro libre frontal, Facundo Crespo chocó con Prieto en la salida y el balón quedó suelto en pleno punto penal; José Lincopán disparó al arco desprotegido y Pablo Ostapkiewicz desvió cerca de la línea a gol. Ganaba Roca.

Parecía que el Naranja se llevaba puesto todo pero Cipolletti terminó encontrando la igualdad trece minutos después. Enzo Romero armó una jugada a pura inspiración por el sector izquierdo de la ofensiva, logró meterse al área y jugar el certero centro atrás que ubicó la solitaria aparición de Diego Romero; el atacante fulminó a Lucas Di Grazia con derechazo a gol. 1-1.

Entonces la cosa cambió, el Capataz creció con su gol y puso contra las cuerdas al local, que empezó a moverse cerca de Di Grazia. Pero Cipo terminó complicándose solo el partido, cuando el golero Crespo complicó una salida aparentemente simple sirviendo la pelota a Ostapkiewicz en mitad de cancha; el marcador de punta descargó de primera para el habilitadísimo Gonzalo Garavano, quien apenas ingresado desde el banco aprovechó su soledad para girar en la medialuna y clavar el 2-1 de zurda.

Así Deportivo Roca retomó las riendas del score, con una posibilidad casi caída del cielo. El Naranja transitó con mucha tranquilidad los minutos finales, a diferencia de un Albinegro que terminó sufriendo la expulsión de Gabriel Chironi tras discutir con el juez Luciano Julio entendiendo al omisión de un penal. El Naranja liquidó el pleito a cuatro del cierre y en superioridad numérica, Guillermo Aguirre ejecutó con maestría un tiro libre frontal con derechazo a pie abierto que ingresó contra el hierro izquierdo de Crespo.

Ganó 3-1 Deportivo Roca, ventaja importante de cara al desquite del domingo en la Visera de Cemento. El Naranja buscará revancha en relación a la Copa anterior, donde Cipo terminó imponiéndose por penales.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *