HUNGRÍA 2 – FINLANDIA 0: CELEBRACIÓN PESE A LA DERROTA

La selección de Hungría venció a su par de Finlandia por 2 a 0 en el marco de la última jornada del Grupo 2 de la Liga C disputado en el Groupama Arena y bajo el arbitraje del esloveno Slavko Vinčič. Los goles fueron marcados por Ádám Szalai y Ádám Nagy. Pese a la derrota, Los Búhos Reales ascendieron a la B.

El arranque del cotejo fue sorpresivo para todos. El elenco finlandés saltó al campo de juego con la obligación de ganar para asegurarse la clasificación. Sin embargo, el dueño de casa sacó a relucir sus credenciales y fue el dominador en la primera mitad. Luego de varios minutos y chances en donde la eficacia no estuvo de su lado, el local abrió el marcador casi a los 30’ del primer tiempo. Ádám Szalai se encargó de poner el primero en el tanteador tras vencer la resistencia del golero Jesse Joronen.

El Equipo de Oro se encargó de no sufrir y a los 37 minutos estiró la ventaja a su favor. Ádám Nagy metió un terrible zurdazo desde afuera del área y clavó el 2 a 0 parcial. Sin dudas Los Búhos Reales no asomaban en el compromiso disputado en la ciudad de Budapest. No estaban cómodos dentro del terreno de juego, y casi que no tuvieron chances para descontar. Salvo un disparo de Temmu Pukki que despejó bien al córner el guardameta Péter Gulácsi.

Para la parte complementaria la historia se emparejo un poco más. La visita empezó a controlar más el esférico y se acercó con mayor peligrosidad a la valla de Joronen. Sin embargo el director técnico del conjunto húngaro Marco Rossi no quiso que sus dirigidos fuesen dominados por el contrario y metió mano en el once inicial. Eso le dio un poco de aire fresco, pero no tuvieron las ideas suficientes para cerrar el resultado.

El tiempo en el reloj corrió, la victoria fue para Hungría que le escapó a los últimos puestos del Grupo 2 y sabe que la próxima edición la jugará en la Liga C. Mientras que Finlandia, pese a la derrota en tierras ajenas, festejó el ascenso a la Liga B (ya que Grecia, la única selección que podía alcanzarlo en la cima, perdió su cotejo ante Estonia, ya descendida).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *