Partidos del día de hoy

LUGANO 0 – DEPORTIVO PARAGUAYO 1: EL OTRO CHIQUITO ROMERO

Deportivo Paraguayo estiró su buen momento con otra victoria por la mínima en la Primera D. El gran responsable del triunfo por 1 a 0 ante Lugano en Tapiales fue el arquero Mariano Romero que se vistió de bombero con grandes atajadas y resistió el gol de Javier Cermesoni. En términos generales, el Naranja jugó un poco mejor y lo buscó con más agresividad pero cayó en el intento. El Guaraní ganó por primera vez de visitante en el actual torneo.

El primer tiempo fue un verdadero espanto. Pocos disparos al arco y ninguno serio. Más pierna fuerte que juego y escasos pases seguidos. Quizás en las intenciones, el local mostró algo más de juego asociado pero el nivel de los primeros cuarenta y cinco minutos se llevó un notorio grado de pobreza futbolística.

El partido se encendió con la apertura del marcador cerca del primer cuarto de hora del complemento. Javier Cermesoni tomó una pelota en el área y definió alto para evitar la resistencia de Boris Vidacovich. El tanto despertó al dueño de casa que salió como una tromba a buscar la igualdad. Rubén Domínguez se perdió dos grandes chances (una de cabeza y la otra, con un remate) para empardar la historia pero siempre se chocaron con la gran figura de Mariano Romero. El arquero tapó dos pelotas impresionantes a Santiago Kojro: la primera fue un cabezazo y en el rebote sacó un disparo a quemarropas para mandar el esférico al córner. El 1 se mostró seguro en todo momento y demostró ser el sostén de un triunfo que se festeja por ser el primero a domicilio.

El Guaraní vive su mejor momento en la actual temporada de la Primera D: sumó su segunda victoria consecutiva a pesar de su ubicación en la último puesto del campeonato. Paraguayo fue preciso en una de las únicas chances y superó a Lugano en Tapiales gracias al arquero Mariano Romero que más que “Chiquito” fue gigante.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*