Partidos del día de hoy

DEPORTIVO ARMENIO 2 – ARGENTINO DE QUILMES 0: FÓRMULA UNO

El Tricolor anda bárbaro. Pura potencia arriba, un motor envidaible en el medio, y una firmeza de punta que justifican su liderazgo en la tabla de posiciones de la Primera C. Sin fisuras, el equipo de José Luis Villarreal derrotó al Mate por 2 a 0 en el mediodía de Ingeniero Maschwitz, mantuvo los cinco puntos de diferencia con su escolta, Alem, y estiró su racha a cuatro victorias consecutivas para alejarse del pelotón de atrás a quien ni siquiera ve por el espejito retrovisor.

Desde la largada hasta la bandera a cuadros, Deportivo Armenio manejó a su antojo las acciones del juego. La fórmula del número uno del torneo no tardó en darle rédito. Porque José Manuel Cáspary se encargaba de aguantar y bajarle todas las pelotas posibles al intrépido Santiago Gómez que, si no lo buscan de otra divisional en el mercado de pases venidero, es porque los clubes no anduvieron posando su mirada por el norte de Buenos Aires. Argentino de Quilmes mostró poco y nada, fallando las escuetas chances que tuvo, y padeciendo en cada avance de su contrincante.

A los 7 minutos del primer tiempo, el Tricolor generó la primera situación de riesgo real en el partido. Cáspary para Gómez que corrió mano a mano pero no pudo batir la resistencia de un Adrián Leguizamón que salvó la caída de su valla poniéndole el cuerpo al pelotazo. No tardó en darse una situación prácticamente similar pero esta vez el siete local fue más fuerte, chocó con el guardameta, y la pelota le quedó servida a Hugo Paniagua que, de cabeza y con todo el arco a su merced, abrió la cuenta.

Deportivo Armenio, con el 1 a 0, mostró otra cara elogiable. Porque descansaron sus piezas en ataque pero empezaron a erigirse como figuras Nahuel Sica cortando los circuitos de su rival en el mediocampo, Fernando Pascual mandándose en ofensiva como un tractor por la zanja derecha, Juan Casarini convirtiéndose en el guardián de la defensa, y Germán Oviedo ensañándose con cuidar los tres palos del puntero. Argentino de Quilmes, durante un breve lapso, tuvo el esférico pero no fue eficaz con el disparo alto de Fabrizio Acosta ni con el remate cruzado, y peligroso, que partió de los pies de Franco Cristofanelli.

Y en la complementaria la orquesta de Villarreal volvió a afinar. Gómez, por la banda izquierda, enloqueció por completo a Elías Martínez que ni bien arrancó la segunda parte lo derribó dentro del área. Damián Rubino no dudó en sancionar la pena máxima y Cáspary se encargó de estirar la diferencia para el dueño de casa con un toque sutil a la red. El Mate, golpeado, tuvo sus chances para descontar pero el palo derecho de Oviedo se lo negó a Cristofanelli y después, el ex Atlético Rafaela, Sergio Marclay, probó con un tiro que se fue desviado.

El resto fue todo del Tricolor. El “ole” bajaba de las tribunas. El conjunto de Ingeniero Maschwitz seguía floreándose en el césped. Cuando parecía haberse apagado, Sica emuló a su apellido y encendió el interruptor. Así el otrora Victoriano Arenas corrió, raspó, descargó, tocó, asistió y también le dejó la pelota a los que entienden de mostrarla arriba. Hasta los cambios le salieron bien al DT porque el ingreso de Lautaro Montani le sirvieron para tirar algunos chiches y, los pocos minutos de Víctor Píriz Álvez, dieron nota que hay plantel de sobra. Casarini, con un golpe en la cara, no se cuidó demasiado y despejó de cabeza algún que otro intento del contrincante para dejar en claro que el líder merece estar en el lugar de privilegio.

Argentino de Quilmes cayó merecidamente en el mediodía del norte bonaerense y sumó su segunda derrota al hilo. Deportivo Armenio demostró ser un Fórmula Uno que pisó el acelerador a fondo. El único invicto del torneo ganó 2 a 0 para mantener su ventaja con Alem aunque posiblemente no sea lo más importante. Aquí hay que destacar lo bien que juega como conjunto y también algunas individualidades que son piezas completamente claves en el armado del chasis del puntero del campeonato.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*