Partidos del día de hoy

HOLANDA 3 – ALEMANIA 0: EL MUNDO VOLVIÓ A SER NARANJA

Foto: @Memphis

Tras su participación en Brasil 2014 donde La Naranja Mecánica obtuvo un meritorio tercer puesto, llegó la debacle para los Países Bajos. Aquél julio lo encontró goleando a Brasil en el anteúltimo juego de dicha Copa del Mundo, un año más tarde derrotó a España, y a partir de ese entonces no pudo ganarle más a una potencia futbolística. La noche del sábado 13 de octubre quedará en el recuerdo ya que los dirigidos por Ronald Koeman vencieron a La Maquinaria de Joachim Low por 3 a 0 en Amsterdam.

Aunque Usted no lo crea, Alemania entró en zona de descenso. La Liga de Naciones de la UEFA es tan apasionante como determinante. Los germanos venían de empatar sin goles con Francia tras un catastrófico Rusia 2018 para los teutones y un glorioso Mundial para los galos. En su segunda presentación imaginaban otro desenlace pero se encontraron con un Holanda que brilló como en sus mejores épocas y, con una goleada, dejó realmente complicados a los tetracampones del globo terráqueo.

Fue un arranque eléctrico. A los 2 minutos Manuel Neuer llegó milésimas antes que un atentísimo Memphis Depay que picaba al vacío. En el sector opuesto de la cancha pasaba lo mismo pero fue Jasper Cillessen quien atosigó a Timo Werner y terminó sacando réditos de ese achique. La más clara se dio pasado el cuarto de hora y le perteneció a La Maquinaria. Thomas Müller sacudió contra las redes pero el ex guardametas del Ajax voló para desviar semejante remate.

La intensidad del partido decantó en el primer gol de la noche. A la media hora llegó un cabezazo de Ryan Babel que dio en el travesaño. La pelota picó una vez que el larguero devolvió el testazo y allí apareció el cráneo de Virgil Van Dijk para mandarla al fondo del arco. El 1 a 0 se convirtió en la llave que cambió para siempre la jornada en Amsterdam a pesar del interesantísimo ida y vuelta que continuó hasta que el dueño de casa logró bajarle la persiana a la contienda.

Antes del descanso se la soplaron justo a Babel abajo del arco. Holanda contó con otra chance para el segundo pero el tiro de Marten de Roon, con pasado en el fútbol de Inglaterra y presente en Italia, se fue cerca del palo derecho de Neuer. Alemania también propuso con un zapatazo de Müller que dio en la cara externa del arco sumergiéndose en una falta de puntería alarmante para un seleccionado que previo a Rusia 2018 arrasaba y post Mundial entró en una llamativa depresión.

En la complementaria, los de Low salieron desesperados a buscar la parda. Por el costado izquierdo encontraron espacios pero no así el tanto deseado. El melenudo Sané castigó pero se fue ancha, y Julian Draxler, contó con su oportunidad que se fue apenas por encima del travesaño. A contrarreloj, La Naranja Mecánica empezó a encontrar espacios en el fondo teutón y de contragolpe se hizo un festín en Amsterdam.

A quince del final lo tuvo Depay con un contragolpe que contuvo Neuer. Sin embargo el delantero del Lyon tuvo revancha a los 40 conectando una gran asistencia del hombre del Sevilla, Quincy Promes, y estampando el 2 a 0 que no sería definitivo. Los dirigidos por Koeman fueron por más y lo encontraron en los pies del oriundo de Surinam, Georginio WijnaldumIta, quien a pura finta sacó un zapatazo inatajable sobre el epílogo para poner cifras definitivas.

Holanda tuvo que esperar más de tres años para derrotar nuevamente a una potencia mundial en fútbol. Con un proyecto nuevo, después del ostracismo que les dejó Brasil 2014, golearon por 3 a 0 a una selección de Alemania que empezó su inesperada debacle y quedó momentáneamente en el pusto de descenso a la segunda división de la Liga de Naciones de la UEFA. Una noche cambió todo y el mundo volvió a ser Naranja.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*