Partidos del día de hoy

MILLONARIOS (COL) 0 [3] – INDEPENDIENTE SANTE FE (COL) 0 [5]: EL DEMONIO METIÓ LA PATA

Foto: Twitter @SantaFe

Independiente Santa Fe superó por penales a Millonarios en el Campín de Bogotá quedándose con la clasificación a los Cuartos de Final en la Copa Sudamericana 2018. El primer mano a mano internacional del Clásico Capitalino quedó en manos de un Cardenal que fue superior en líneas generales, aunque la opción más clara de toda la serie estuvo en pies de Juan Camilo Salazar para el Embajador Azul. El Demonio Gabriel Hauche desvió el único penal no anotado de la serie, misma que fue definida por la diana del golero Róbinson Zapata.

La llave más trascedente en los Octavos de Final de la Copa Sudamericana 2018 tuvo definición en el Estadio Nemesio Camacho, el legendario Campín de Bogotá fue escenario del cruce entre el Millonarios Fútbol Club y el Club Independiente Santa Fe; para muchos el duelo más importante que tiene el Fútbol Colombiano. La ida terminó con parda en cero, el Cardenal de Guillermo Sanguinetti había sido levemente superior a los Azules, comandados por Miguel Ángel Russo.

El partido arrancó con pierna fuerte en cada sector de la cancha, mucho nervio y espacios cerrados. Aun así Santa Fe se topó enseguida con una opción clarísimas de balón quieto, la redonda quedó servida para Wilson Morelo pero el delantero cabeceó por encima del travesaño a dos metros de la línea de gol. Y el propio Morelo volvió a tenerlo apareciendo otra vez por el segundo palo, sin embargo esta vez su derechazo salió apenitas ancho al hierro opuesto.

Los Embajadores Azules no se quedaron en el molde, lograron algunos ataques con balón dominado pero les costó mucho atinar a la portería visitante. Para destacar un centro de Gabriel Hauche que Ayron Del Valle no logró soplar a gol mano a mano con Róbinson Zapata. Así cerró una primera parte donde lo mejor estuvo en las tribunas, un Campín teñido de Azul pero con buena presencia de los aficionados al León Rojo.

El complemento mantuvo la mecánica, Santa Fe necesitaba poca elaboración para meter pelotas en el jardín de Wuilker Fariñez, y otra vez Wilson Morelo erró de cabeza con el arco a disposición tras un mal cálculo del uno local. Millonarios siempre intentó ser prolijo y generó su mejor opción hasta entonces con el potente derechazo de Gabriel Hauche que Zapata dominó en dos tiempos.

El partido fue planchándose, como con los dos equipos tomando mayor conciencia de lo disputado y buscando mantener el margen de error al mínimo. De todas formas los últimos diez minutos fueron infartantes, Millonarios lo tuvo dos veces con Del Valle definiendo contra el techo del arco y Juan Camilo Salazar perdiendo un gol increíble; el ingresado desde el bancó recibió con Zapata ya vencido pero le erró insólitamente al arco vacío. Jugada que veremos sin dudas en los especiales de fin de año, potenciada por el contexto.

Los Cadenales también se toparon con un par de opciones nítidas para ganarlo en los noventa, primero Arley Rodríguez perdió un mano a mano ingresando por la izquierda del área y finalmente Wuilker Fariñez se lució conteniendo un shot de larga distancia ejecutado por el uruguayo Diego Guastavino.

El score no se modificó hasta el pitazo final del brasilero Raphael Claus, el cero a cero se sostuvo durante los 180 minutos y el Clásico Bogotano más importante de la historia en Torneos Internacionales terminaría definiéndose por penales.

Wilson Morelo no falló en la más importante, abriendo con derechazo al medio el tanteador para Santa Fe. Andrés Felipe Cadavid, capitán de los Embajadores, igualó la serie con ajustado zurdazo a pie abierto. Diego Guastavino convirtió para el Expreso Rojo con otro bombazo al centro mientras que Juan Guillermo Domínguez niveló nuevamente firmando con zurdazo cruzado el 2-2.

Sebastián Salazar recuperó la ventaja para los Cardenales con el zurdazo cruzado que Wuilker Fariñez tocó sin poder desviar. Llegó el turno de Gabriel Hauche, pero el argentino desvió su derechazo tirándolo por encima del travesaño. Enseguida Yeison Gordillo cruzó el derechazo a gol poniendo la serie 4-2 para Santa Fe.

Eliser Quiñones se hizo cargo de un balón caliente mandándolo a guardar con tremendo zurdazo. El golero y capitán Cardenal, Róbinson Zapata, ejecutó el penal decisivo con categórico derechazo cruzado que significó el 5-3 final y la clasificación de Independiente Santa Fe.

Santa Fe fue en líneas generales mejor durante los 180 minutos, aunque nadie le quitará a Millonarios el sinsabor de quedar fuera por penales. Ahora el Expreso Rojo se medirá en Cuartos de Final ante otro colombiano, Deportivo Cali.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*