Partidos del día de hoy

INSTITUTO 4 – DEFENSORES DE BELGRANO 3: ¡FUE GLORIOSO!

Foto: @lavozdelagloria

Lo más lindo que tiene el fútbol son los goles. Existen empates cerrados que apestan y también hay de esos que son entretenidos. Sin embargo, un diluvio de conquistas terminan enmarcando a los partidos como inolvidables. La Gloria, en la noche cordobesa y en la apertura del telón de la cuarta fecha, venció por 4 a 3 al Dragón en uno de esos cotejos que quedarán eternamente en la retina de los hinchas.

Se terminó el invicto para Defensores de Belgrano que, de todos modos, murió de pie en un recinto durísimo y ante un rival que tiene material de sobra como para estar peleando arriba. Instituto logró reponerse de los cimbronazos que fueron los tropezones frente a Villa Dálmine y Agropecuario para hilvanar ahora dos triunfos al hilo que lo posicionan mejor en la actual temporada.

Arrancó mejor la visita. A los 7 minutos se puso en ventaja porque Pablo Miranda cortó una pelota en su propio campo producto de una desatención de Leandro Vella. El “Topo”, Ezequiel Aguirre, tomó la lanza, corrió con pelota dominada durante varios metros, aprovechó que el fondo local estaba mal parado, y sacó un remate seco contra el palo derecho de Julio Chiarini para estampar el 1 a 0.

Los ánimos no eran los mejores en Alta Córdoba. El equipo de Darío Franco volvía a flaquear frente a su gente pero logró reponerse rápidamente y en una ráfaga de 600 segundos cambió algún que otro murmullo por aplausos. Porque a los 22, justamente otro hombre surgido de la cantera de River, volvió a inflar las redes. Facundo Affranchino, ex Ferro, peinó un tiro de esquina en el primer poste y la colgó del parante más lejano para igualar las acciones.

Con el mismo método, Defensores de Belgrano sufrió la segunda caída de su valla. Córner al primer palo y esta vez fue Pablo Vegetti quien apareció con un testazo inatajable para dar vuelta el marcador en La Docta. Y si algo le faltaba a Instituto para hacer más glorioso ese primer tiempo fue otra pelota parada, desde el mismo sector. Apenas había pasado la media hora inicial del cotejo, Maximiliano Velazco no pudo despejar con autoridad y Jesús Endrizzi mandó la bola al fondo para clavar un 3 a 1 con el que ambos se fueron al descanso.

El partidazo cobró en emociones en la complementaria. El dueño de casa, disconforme con la goleada que le estaba propinando a su rival, fue por más. El equipo de Franco estaba hambriento, sediento, quería demostrarle a su gente que ese arranque sin fortuna era parte del pasado. Y en una contra, Aguirre puso en partido a los del Bajo Nuñez con un zapatazo inatajable para Chiarini.

El 3 a 2 con media hora por jugarse abrió por completo el abanico en Alta Córdoba. Vegetti, ex Gimnasia y Esgrima La Plata, se encargó de llevar algo de tranquilidad porque de penal volvió a estirar la ventaja. Sin embargo el final fue para alquilar balcones. Gustavo Fernández se encontró con un regalo en el área grande opuesta y empujó la bola hacia el fondo para que los de Fabián Nardozza quedasen a un tanto del empate nuevamente.

Defensores de Belgrano aprovechó los pocos minutos que le quedaron a la contienda pero no sólo no pudieron rescatar un punto sino que además se quedaron con diez hombres producto de la expulsión sufrida por Christian Moreno. Instituto ganó 4 a 3 en un verdadero partidazo y, finalmente, pudo tener su noche gloriosa frente a su gente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*