Partidos del día de hoy

LOS ANDES 0 – SARMIENTO 1: UN ALMUERZO BIEN TANO

Orsini y Vicentini. Dos apellidos bien italianos, para el mediodía del domingo, le dieron el mejor plato de pastas al Verde que derrotó al Milrrayitas por 1 a 0 en un cotejo con pocas emociones. El dueño de casa tuvo el debut de Aníbal Biggeri en el banco de suplentes tras la salida de Gabriel Lobos pero no cumplió con la máxima de ténico que debuta gana. Encima, los de Lomas de Zamora, perdieron los tres encuentros que jugaron y no convirtieron goles hasta el momento.

Sarmiento sueña con la vuelta a Primera. Si bien no le ha sobrado nada al equipo de Iván Delfino en las primeras tres fechas, ganó los dos partidos que disputó como visitante gracias a no darse por vencido nunca. Sin embargo, por el momento, los de Junín cumplieron con la media inglesa pero a la inversa ya que igualaron en el Eva Perón, frente a Atlético Rafaela, para cosechar las siete unidades que poseen. Lo de Los Andes es preocupante ya que el equipo no levanta cabeza y hasta encima pierde cuando no lo merece.

El primer tiempo fue trabado. Una parda que los acompañó hasta el descanso donde, si debía dirimirse por jueces de boxeo, las planillas hubiesen dado una leve ventaja para el dueño de casa. Guillermo Pereira probaba de media distancia pero se encontraba siempre con la férrea respuesta de Manuel Vicentini que no tuvo mucho trabajo en el Eduardo Gallardón pero sí estuvo atento a todo lo que intentaba generar el local.

Los Andes fue más punzante, tuvo más tiros de esquina, pisó más veces el área de Sarmiento pero jamás encontró el camino a la red. Cuando ya era la una de la tarde en todo el país, y el agua estaba hirviendo, otro jugador de apellido tano se encargó de poner los fideos. Un pase en profundidad de Diego Garro cayó en el área local y Nicolás Orsini supo como poner el cuerpo para sacarse de encima la marca de Sebastián Valdez y definir por encima de Leandro Requena.

Así como el Milrrayitas dejó escapar un punto sobre el final con Independiente Rivadavia de Mendoza, le pasaba lo mismo con el Verde de Junín que convertía a los 32 minutos de la segunda parte y le dejaba al menos un cuarto de hora para ir a buscar esa parda. Pero la fortuna no acompañó al local que, en una de las últimas bolas del partido, contó con un cabezazo de Marcos Quiroga que contuvo el arquero y que, luego, Fabricio Lenci, volvió a exigir al guardameta que cuidó de manera formidable su retaguardia.

Sarmiento, invicto en la temporada, ganó 1 a 0 por el aguante de Orsini en ofensiva y el de Vincentini bajo los tres palos. Los Andes, en contrapartida, no pudo sumar ni siquiera cambiando de entrenador en el arraque del campeonato. Esta tercera derrota dejó muy preocupado al conjunto de Lomas de Zamora que, sacando a Temperley y Arsenal que dividen por menos y tampoco ganaron, estaría último en la tabla de los promedios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*