Partidos del día de hoy

AGROPECUARIO 0 – TEMPERLEY 0: ¿EL FINAL? EN LA ÚLTIMA SOJA

Foto: @TemperleyOK

Se trató de una nueva novela futbolística con final abierto, de esas historias atrapantes que obligan a llegar a la página final para que el nudo termine por desatarse con una sorpresa. El Gasolero ganaba en Carlos Casares pero Ariel Suárez adicionó bastante tiempo extra y, en el minuto 50 de la complementaria, cuando ya todo acababa, llegó el empate del Sojero para que los de Sebastián Saja conserven su invicto en la actual temporada de la B Nacional.

Agropecuario supo aprovechar los dos momentos claves del partido para justificar desde lo deportivo el punto que logró en su propia casa. Los dirigidos por el ex arquero de Racing fueron más en el arranque del juego y en el epílogo del mismo cuando Temperley ya jugaba con diez hombres por la expulsión del montevideano, ex Patronato y Gimnasia La Plata, Roberto Brum.

El dueño de casa apostaba a un libreto conocido en el Ofelia Rosenzuaig. El juego por las bandas aparentaba darle rédito a los del “Chino” Saja. Y con Enzo Díaz, Exequiel Narese y Jonathan Blanco, la propuesta del local era más interesante que la imagen defensiva del equipo de Turdera. Sin embargo, con el correr de los minutos, la escuadra de Gastón Esmerado logró acomodarse en la verde gramilla, emparejar las acciones y hasta ponerse en ventaja.

Iban 35 minutos del primer tiempo cuando Temperley abrió el marcador tras una gran jugada colectiva que acabó en los pies de Lucas Wilchez. El otrora atacante de Tigre levantó la vista y acomodó la pelota contra el ángulo más lejano del arco defendido por Emanuel Trípodi. Así los del sur del Gran Buenos Aires lograban irse al descanso arriba en el marcador mientras que Agropecuario se lementaba porque Federico Rosso tuvo el empate pero su intentó rozó el travesaño y se perdió por línea de fondo.

La ventaja mínima y la expulsión de Brum a los 10 minutos de la segunda parte, obligó a la visita a retroceder en el campo de juego. Saja apostó, claramente, por cambios ofensivos y el “Gato” Esmerado se la jugó a cuidar ese 1 a 0 que significaba no sólo el primer triunfo del equipo en la temporada sino también las primeras unidades tras dos derrotas al hilo. Pero para ello, Matías Fidel Castro empezaba a erigirse como figura de la tardenoche en Carlos Casares descolgando cuanto centros cayeran sobre su zona de custodia.

Aguantó el Celeste. Lo soportó como pudo. A Suárez no le alcanzaba una mano para adicionar minutos de cara a finalizar la contienda. Y a los 50 llegó el tiro libre fatídico para el Gasolero. Cristian Barinaga puso en órbita el esférico, Gonzalo Klusener ganó en las alturas, y de cabeza marcó el 1 a 1 que hizo desatar la locura del Sojero que conservaba el empate y quedaba como escolta del campeonato.

En un partido realmente parejo, el final de la historia se supo en la última hoja. O en la última Soja. Porque de no ser por ese 1 a 1, Temperley hubiese cantado victoria en Carlos Casares para recomponerse en el campeonato, eludir a la tabla de los promedios, y justificar la gran campaña que viene realizando en la Copa Argentina. Pero estuvo Agropecuario enfrente, con pasajes de buen fútbol y con un hombre de más durante 40 minutos, para que en el Ofelia Rosenzuaig haya reparto de unidades.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*