ARGENTINA 0 – COLOMBIA 5: A 25 AÑOS, LA HERIDA CERRÓ PERO QUEDÓ LA CICATRIZ

Foto: www.semana.com / Foto: Guillermo Torres

Hace un cuarto de siglo, ante la mirada atónita de 75.000 aficionados en las tribunas del Estadio Monumental, Colombia le propinaba a la Selección Argentina dirigida por Alfio «Coco» Basile la derrota más impactante de toda su historia. Con los goles de Fredy Rincón y Faustino Asprilla en dos oportunidades cada uno y el último anotado por Adolfo’ El Tren’ Valencia, el elenco «Cafetero» conducido por Francisco Maturana celebraba en Buenos Aires una goleada trascendental.

El primer ciclo de Alfio Basile como entrenador de la Selección Argentina había comenzado en el Gigante de Arroyito el 19 de febrero de 1991 venciendo por 2 a 0 a Hungría con las conquistas de Darío Franco y Antonio Mohamed. A partir de allí encadenó una racha de 31 partidos sin conocer la derrota, lapso en el cual cosechó la Copa América de Chile 1991 y Ecuador 1993, la Copa Kirin y la Copa FIFA Confederaciones en 1992 y la Copa Artemio Franchi en 1993.

El 15 de agosto de 1993, por la tercera fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de los Estados Unidos, Colombia derrotó 2 a 1 a Argentina en Barranquilla dejando sin invicto a Basile como DT de la selección mayor. No obstante, este partido solo iba a quedar como una anécdota más en los anales de la historia del fútbol cuando unas semanas después, llegó el cimbronazo del 0-5 ante el mismo rival.

El 5 de septiembre de 1993 se disputó un histórico partido que quedará en la memoria colectiva del mundo futbolero, Argentina y Colombia definían en el estadio de River Plate la clasificación al Mundial de Estados Unidos 1994. Colombia llegaba como puntero del grupo por lo que, el conjunto Albiceleste salió a la cancha sabiendo que solo le servía ganar para no tener que dirimir en un repechaje frente a Australia un lugar en la Copa del Mundo.

Óscar Córdoba se eregía como una de las figuras del encuentro, sosteniendo su pórtico en cero cuando Argentina más presionaba en busca de quebrar la paridad, incluyendo una enorme atajada ante un remate de Gabriel Batistuta. Finalmente, el marcador se abrió a favor de Colombia sobre el final de esa primera etapa gracias a un pase en profundidad de Carlos Valderrama para Fredy Rincón que, tras eludir a Sergio Goycochea, la mando al fondo de la red.

Si la apertura del marcador había sido un golpe duro, cuando Faustino ‘El Tino’ Asprilla, luego de eludir a Jorge Borelli, anotó el segundo tanto colombiano a los dos minutos del complemento, los dirigidos por Alfio Basile quedaron al borde del knock-out.

Argentina no reaccionaba, estaba realmente groggy mientras Colombia era una tromba en ataque. Antes de cumplirse la media hora de juego de la segunda etapa, llegó la tercera «piña» de la tarde, nuevamente a través de Fredy Rincón, que recibió de Leonel Álvarez y la colocó sobre el vertical izquierdo de Goycochea, El 3 a 0 consumaba la derrota y hacía inevitable tener que disputar el repechaje contra los australianos.

El cuarto gol fue el momento lírico de la tarde noche en Nuñez y fue Faustino Asprilla su autor y protagonista. «El Tino» robó la pelota en plena zaga defensiva Argentina y al ingresar al área, la pinchó sutilmente ante la salida de Sergio Goycochea para que el balón ingrese pegada al ángulo derecho. Cómo si fuera necesario profundizar las heridas y dejar cicatrices indelebles en el tiempo, Adolfo «El Tren» Valencia cantó bingo tras tocar la pelota por quinta vez dentro de la valla del combinado albiceleste.

Rendidos ante tremenda exhibición, miles de espectadores entre los que se encontraba Diego Armando Maradona, a pesar del dolor, la desilusión y la bronca, pudieron soportar con estoicismo la goleada y cerraron la velada aplaudiendo de pie a la selección de Colombia que había terminado de escribir el capítulo más rutilante de su historia futbolística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *