RESERVA – RACING 1 – ROSARIO CENTRAL 2: A LA CIMA CON POLÉMICA

La Reserva del Canalla se asentó en lo más alto de la tabla de posiciones del torneo de tercera de la Superliga tras vencer por 2 a 1 a la Academia en el predio «Tita» Mattiussi. Los dirigidos por Cristian González arrancaron perdiendo en la mañana de Avellaneda, pero lo empataron promediando la etapa inicial, y lo dieron vuelta con un tiro libre que generó muchísima polémica por parte del conjunto local que reclamaba un offside previo.

Ganó bien Rosario Central porque Pedro Ojeda se adueñó del mediocampo, Joaquín Pereyra armaba juego, y arriba exigían a Gastón Gómez. Sin embargo, en el comienzo, el que era más prolijo fue Racing que incluso se puso en ventaja gracias a una de las piezas más activas que tuvo durante la mañana del lunes, el uruguayo Fabricio Domínguez, que de hecho fue el autor del primer tanto de la jornada.

Los hombres de Juan Fleita abrieron la cuenta a los 11 minutos gracias a un desborde de Martín Ojeda por el flanco izquierdo que derivó en una asistencia para el «Uru» Domínguez que no perdonó de frente a Marcelo Miño. Los del «Lagarto» derrotaban a los del «Kily» y no sufrían a su rival que todavía no se había asentado en un césped que lucía hermoso pero estaba resbaladizo y que además se mezclaba con el paisaje de niebla que le daba un aire londinense al «Tita» Mattiussi.

Sin embargo, con el 1 a 0, Racing se quedó y el que reaccionó fue Rosario Central que golpeó por las bandas, buscó el error del rival, y empezó a jugar más en el terreno enemigo que en el propio. A los 20 pudo igualar Pereyra con un tiro libre que se fue apenas desviado. Justamente, veinte minutos después, fue Ojeda quien encontró la igualdad producto de una mediavuelta que terminó colándose por la base del poste derecho del «Chila» Gómez.

El empate parcial fue un cimbronazo para la Academia que jamás pudo recuperarse. Y antes del tiempo cumplido, llegó la jugada de la polémica que derivó en un nerviosismo válido para el dueño de casa. Manuel Sánchez derribó a un jugador del Canalla en la medialuna y Agustín Peralta marcó el tiro libre. El primer asistente llamó al juez para indicarle que había offside del equipo visitante pero el colegiado no respaldó la palabra de su asistente y mantuvo su postura con la pelota parada. La infracción la cobró Diego Becker que, con una pincelada, escribió un poema al gol para darle el triunfo a los del «Kily» González.

Al finalizar la etapa inicial, el árbitro amonestó al uruguayo Rodrigo Amaral que se excedió en la protesta. La bronca del equipo del «Lagarto» se trasladó en el juego durante la segunda parte. Imprecisos por donde se los mire, sólo creó algo de riesto con un intento del ex Nacional de Montevideo que obligó a Miño a desviar la pelota al tiro de esquina, y un cabezazo de Sánchez que despejó Nicolás Giménez en la línea.

El resto de la segunda parte fue todo de la escuadra santafesina que pudo anotar a los 10 minutos con un fortísimo disparo de Agustín Maziero y, luego, a través de una increíble ocasión que dilapidó el ingresado Alan Marinelli. De contra, los de azul y amarillo fueron peligrosos pero la experiencia del «Chila» Gómez evitó que la caída del conjunto local fuese aún mayor de lo que era.

Carlos Arano, ayudante de Fleita, y los jugadores de Racing terminaron el cotejo protestándole a la terna arbitral por el fallo que derivó en el tanto de la victoria para su oponente. Rosario Central, más allá de la polémica, fue más que el conjunto de Avellaneda, le ganó 2 a 1, y se quedó en lo más alto del torneo de Reserva de la Superliga sabiendo que por delante deberá revalidar el liderazgo recibiendo en casa a Defensa y Justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *