gtag('config', 'UA-63643000-1');

LUJÁN 0 – SPORTIVO BARRACAS 0: PINTADO

Luján y Sportivo Barracas construyeron un chato cero a cero que pintó fielmente lo que fue el desarrollo. El Lujanero intentó dominar una paleta en la que predominó el color gris logrando apenas algunos tintes de peligro, resaltados en el discreto trámite. El Arrabalero propuso siempre desde campo propio y disputó los últimos veinte con diez tras la expulsión de Cesarini.

El Estadio Municipal de Luján fue testigo del duelo entre los primeros equipos del Club Lujan y el Club Sportivo Barracas en el marco de la segunda jornada de la Primera C. El Lujanero, dirigido por Mariano Campodónico, llegaba de caer en el debut ante el Deportivo Merlo mientras que el Arrabalero, conducido por Osvaldo Ruggero, también venía de sufrir una derrota enfrentando a Villa San Carlos.

El partido fue en líneas generales malo, disputado en cada sector de la cancha y con pocas situaciones de gol. Luján, empujado por su gente, buscó imponer condiciones pero más allá de las nobles intenciones le costó muchísimo generar riesgo: Sacudió la modorra con un tiro por sobre el travesaño de Damián Santagati y atinó a los tres postes solo con un cabezazo de Federico Carneiro y Walter Cáceres manoteó a puro reflejo.

Por su parte Sportivo Barracas poco hizo por buscar el desnivel, construyó siempre desde campo propio y avisó apenas con un balón quieto que Juan Bravo se llevó puesto y Caneiro rebotó antes que llegue a posición de Gustavo Ruhl. Su mejor avance fue un contragolpe del centro a la izquierda que terminó con Federico Abruzzi definiendo contra la red lateral externa del arco local.

Ya en el complemento llegaría la más clara de la tarde, Juan Cruz Vera Borda recibió el centro alto de Santagati y acomodándose a metros del área chica sacó un derechazo a quemarropa que Walter Cáceres atoró con lo justo. A veinte del cierre el amonestado José Cesarini metió un evitable golpe arriba, el juez Porticella no dudó en sacar segunda amarilla y expulsar al marcador central dejando al Arrabalero con diez.

El Lujanero intentó llevarse puesto a su rival con superioridad numérica, sin embargo el amor propio no pudo compensar las dificultades futbolísticas y los avances se diluían sin un certero cierre de jugada.  Sportivo Barracas reordenó la línea defensiva tras la expulsión, bancó la igualdad sin sobresaltos y también falló la última puntada de algún contragolpe aislado.

Así se consumió un complemento condenado al olvido, pintoresco solo en sus ocho minutos de adición, y el cero a cero coincidió con la aburrida jornada. La unidad deberá ser revalidada por ambos durante los próximos cotejos.

Luján no pudo debutar con sonrisa ante su gente y ahora tendrá dos visitas en fila. Primero se medirá ante Villa San Carlos, de puntaje perfecto, y luego frente a Lamadrid. Además el venidero seis de septiembre disputará el gran partido ante Estudiantes de La Plata en el marco de la Copa Argentina.

Sportivo Barracas tampoco lo encontró la vuelta al match, la próxima jornada realizará su presentación en condición de local ante el propio Carcelero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *