VELEZ 1 – BANFIELD 1: NI UNO NI EL OTRO

Los dirigidos por Gabriel Heinze propusieron mas juego que su rival pero no pudieron concretar las chances de gol que generaron, el único tanto que convirtió, sirvió para empatar el encuentro durante los últimos minutos y dejar aún la sensación amarga de llevarse tan solo un punto.

Ninguno de los dos pudo llevarse la victoria que fueron a buscar en el estadio José Amalfitani, en Villa Luro. Ni Velez con la velocidad y las llegadas de Lucas Robertone por izquierda o Agustín Bouzat por derecha. Cuando no tenían errores en los pases filtrados, no había sorpresa y perdían la pelota antes de pegarle al arco y encima, de los remates al arco, el que tuvo otra buena jornada fue el arquero colombiano Mauricio Arboleda quien impidió casi todos los remates de los jugadores del Fortín.

Del lado de la visita, al igual que en el debut de este torneo de Superliga, le costó encontrar el balón y hacerlo circular a su gusto, dejó que el local hiciera uso de ella y lo atacara. En parte por ineficiencia de los de Falcioni y también por la presión rival. Emanuel Cecchini y Enzo Kalinski no pudieron ser los ejes del mediocampo y les costó tener la pelota y administrar el juego, mientras que Darío Cvitanich tenía que bajar hasta mitad de cancha para poder recibir la pelota a los pies y eso hizo que el equipo no pudiera llegar al arco contrario.

La primera llegada terminó siendo la mas importante de todas. Robertone llegó al área grande hasta el final de la cancha por el lado izquierdo y metió un centro razante hacia Bouzat que, solo y sin arquero, quiso definir al primer palo y la pelota pasó a centímetros del poste. Y eso fue a los siete minutos de comenzado el encuentro. Durante todo el primer tiempo fue igual. El Fortín buscó por los costados o por el medio aunque sin efectividad.

Distinta fue la etapa complementaria con el correr de los minutos, salvo por los primeros 10 que Velez siguió con su presión y que terminó con un remate a los 9 de Jhonatan Ramis que desvió la Araña negra. Luego llegaron los cambios para la visita. Entró Nicolás Linares por Cecchini quien no rindió como se espera que lo haga y unos minutos mas tarde hizo su debut con la casaca del Taladro, Nicolás Silva, en reemplazo de Jesús Dátolo. Dichas sustituciones mas el intento por salir de la posición defensiva en la que se encontraba, hicieron que Banfield empezara a crecer en el juego y a jugar mas cerca del arco defendido por Alexander Domínguez. Si bien, no tuvo chances concretas antes del gol, se acercaba más al arco rival.

En primer lugar, un centro atrás de Adrián Sporle que ni  Luciano Gomez pudo desviar al arco ni Enzo Kalinski llegar a conectar ese centro que si lo hizo el guardametas ecuatoriano hicieron precipitar al rival y luego, unos minutos después llegó el penal: centro de derecha a izquierda que fue a buscar Silva quien eludió hacia afuera a Bouzat en el área grande y el jugador velezano quiso cortarlo y le tocó la pierna para que el ex huracán sienta el impacto y caiga. No tuvo ninguna duda Dario Herrera en cobrar penal ni tampoco Darío Cvitanich para ejecutarlo, así como lo hizo las otras 11 veces desde que volvió al conjunto del sur, cada penal pateado, el ex Boca nunca falló. A esa altura, los locales se desesperaban mas y equivocaban la manera de llegar al arco de Arboleda, mientras que Banfield parecía tener todo controlado.

Pero casi al final del encuentro lleó el desahogo del local. A los 43 minutos, un centro del Monito Vargas, luego de un intento por bajar la pelota de Luis Abram hizo que Rodrigo Salinas, ingresado unos minutos antes, a centimeros del punto penal, se tirara para golpear el balón y elevara la pelota haciendo imposible cualquier estirada del arquero rival.

Si se habla de merecimientos, el empate fue lo mas justo para los dos, aunque Banfield todavía tenga mucho mas para corregir cuando juega fuera de su casa  y Velez deba ser mas certero a la hora de mirar el arco de enfrente. La hinchada le hizo saber a los jugadores que, luego de terminado el encuentro, quieren ganar el domingo que viene, como si fuese un clásico. El rival será Boca en la Bombonera y con la chance que Mauro Zarate dispute ese encuentro con la casaca Xeneize.

Patronato será el rival de Banfield que recibirá en el Florencio Sola para buscar una nueva alegría ante su público y perfeccionar su juego ya que a fines de septiembre deberá jugar el partido de vuelta por la copa sudamericana ante Defensa y Justicia y querrá revertir la imagen que dejó en el encuentro de ida en Florencio Varela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *