Partidos del día de hoy
  • [ SuperLiga 2018 ] Huracán - Argentinos Jrs.

VILLA DÁLMINE 0 (4) – UAI URQUIZA 0 (3): DE MENDIGO, ¿A MILLONARIO?

Ganar esta llave de 32avos de final de Copa Argentina tenía doble premio tanto para el Viola como para el Furgón. Más allá de llevarse el jugoso cheque a sus arcas, el meterse en la otra etapa, los enfrentaría, posiblemente, ante River que deberá ganarle a Central Norte el próximo domingo en cancha de Colón para acceder a ese cotejo. Y en un desenlace infartante, el conjunto de Campana derrotó al de Villa Lynch en la tanda de penales cuando parecía que la fortuna le iba a ser esquiva desde los doce pasos.

Villa Dálmine falló sus primeros dos tiros en la pena máxima. UAI Urquiza hizo todo lo opuesto. En un momento la serie se puso 3 a 1 para los de Cristian Aldirico y, con un par de zapatazos por equipo, parecía estar todo cocinado en cancha de Chacarita. Sin embargo, como se trata de una lotería, el club del norte del Gran Buenos Aires logró la heróica y torció por completo la historia para quedarse con el cruce.

Antes de llegar a los penales hubo un partido que fue de mayor a menor en San Martín. El Furgón tuvo una oportunidad clara producto de un error de su arquero, Juan Ignacio Dobboletta, que,, por confiado, casi la termina sacando de adentro. Fue el Viola quien manejó la pelota y buscó lastimar con las constantes subidas de Federico Jourdan. De hecho, el ex Sportivo Las Parejas, dilapidó una situación inmejorable al cuarto de hora cuando se la picó a Ignacio Pietrobono pero el esférico acabó perdiéndose por línea de fondo.

La etapa inicial terminó evaporándose entre un cabezazo apenas desviado de Martín Comachi para Villa Dálmine y, un remate de media distancia del ex Ferrocarril Oeste, Franco Aragón, para UAI Urquiza. Si hubo poco para destacar en los 45 minutos iniciales, prácticamente fueron nulas las ocasiones de gol en la complementaria.

La segunda mitad mostró un control completo del equipo del uruguayo De la Riva. Para evitar sofocones, los de Villa Lynch ya no salían tocando con delicadeza desde atrás y pasaron a abroquelarse en el fondo para evitar que se filtre alguna pelota clara. No obstante, sobre el final del tiempo reglamentario lo tuvo Marcelo Estigarribia con un zapatazo que contuvo muy bien el uno de la escuadra de Aldirico.

El pobre espectáculo de la complementaria se compensó con la impactante definición por penales. Enzo Baglivo empezó con la serie y convirtió para el Furgón. La felicidad se estiró porque Pietrobono le contuvo el remate a Jourdan. Cipriano Treppo no falló y puso el 2 a 0 mientras que, el Viola, seguía con su sequía porque Marcos Martinich dejó su intento en los guantes del rival. UAI Urquiza estiró la diferencia con el tanto de Rodrigo Chao y parecía nadar en oro. Villa Dálmine, con una mano atrás y la otra adelante, alargó su agonía gracias a la conquista de Cristian González.

Con el 3 a 1 en la tanda de cinco, bastaba con que los hombres de Aldirico hicieran uno de los dos remates que debían o, simplemente, que los de Campana no conviertan alguno del par que les quedaba. Y la epopeya empezó a forjarse cuando el travesaño le negó la fiesta a Federico Barrionuevo. Jorge Molina descontó y todo quedó servido en los pies de Pietrobono que pudo ser héroe y se convirtió en verdugo tras desviar su zapatazo. Entonces, Matías Ballini, igualó la historia para volver a empezar en la gélida y lluviosa noche.

Dobboletta le contuvo el penal a Gonzalo Cozzoni y, a continuación, no falló el suyo para desatar la locura del elenco del uruguayo De la Riva. UAI Urquiza estuvo muy cerca de la gloria pero comprendió una vez más que el fútbol es tan impredecible como mágico. Villa Dálmine ganó 4 a 3 desde los doce pasos y, cuando parecía que se iba con los bolsillos vacíos, no sólo embolsó el cheque de Copa Argentina sino que también dejó de ser mendigo para soñar con ese posible partido contra el Millonario.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*