Partidos del día de hoy

VÉLEZ 1 (3) – CENTRAL CÓRDOBA (SGO) 1 (4): A ROBERTONE NO LE SALIÓ ONE

El Fortín tuvo oportunidades pero no las concretó y se quedó rápidamente con las manos vacías en esta Copa Argentina. El Ferroviario se encontró con un gol bien temprano en la etapa inicial, luego se lo empataron, y en la tanda de penales fueron los de Liniers quienes fallaron dos tiros para que la escuadra de Santiago del Estero se meta en 16avos de final de la Copa Argentina esperando por Tigre o Guillermo Brown de Puerto Madryn.

Lucas Robertone pudo ser el héroe de la tarde en Turdera pero toda su calidad lo transformó en villano. Manija de un Vélez que reaccionó recién en el cuarto de hora final, el juvenil de la V Azulada falló todo lo que tuvo y su infortunio fue celebrado por Central Córdoba que, para colmo, lo terminó derrotando con una fórmula Verdolaga.

Si algo le faltaba a una fatídica tarde del Fortín fue que lo dejasen afuera con un gol de un ex Ferrocarril Oeste. Incluso Gustavo Coleoni, DT del Ferroviario, también fue entrenador de la entidad de Caballito. Claramente una jaqueca para los de Liniers que a esta derrota le suman una caída amistosa con Platense, la salida explosiva de Mauro Zárate a Boca, y un semestre que ya quieren que termine antes que comience.

Vélez fue una tromba en el arranque. A los 3 minutos César Taborda quiso salir jugando, Robertone le arrebató la pelota y enfiló para el arco desguarnecido, pero el esférico rodó más rápido que las piernas del atacante para perderse por línea de fondo. El mismo hombre de la V Azulada tuvo doble revancha pero un tiro libre suyo, con mucha rosca, se perdió por encima del travesaño. Y cuando iban 25 dilapidó una situación inmejorable al colgar del alambrado un centro atrás de Gastón Díaz.

Central Córdoba, sin gravitar en ofensiva, abrió la cuenta al cuarto de hora. Pablo Ortega por el flanco derecho envió un centro que nadie logró despejar. Por detrás de todos ingresaba Renso Pérez que, de arremetida, conectó la asistencia para sacudir las redes del arco defendido por Lucas Hoyos y colocar el 1 a 0 favorable a los de Coleoni.

La diferencia que favorecía al conjunto santiagueño le jugó en contra a los de Liniers. Jamás encontraron los caminos para vulnerar a Taborda y, así como no reaccionaron camino al entretiempo, tampoco lo hicieron cuando empezó la complementaria. No obstante, los del “Sapo”, tampoco atacaron y eso fue un doble obsequio para los de Heize.

A la media hora del segundo tiempo fue Matías Vargas quien le ganó la espalda a todo el fondo de Central Córdoba y, ante una salida en falso del arquero, terminó emparejando las acciones cuando parecía que la noche se le venía a Vélez. Ese cuarto de hora final fue de lo más interesante que tuvo la contienda ya que los porteños buscaron dar el golpe de nocáut mientras que los de Santiago del Estero desaprovecharon dos ocasiones claras. Lucas Hoyos le tapó una buena subida de Diego Jara y, en el descuento, Emanuel Romero remató desviado en una situación inmejorable.

El partido se definió en la lotería de los penales. El Ferroviario convirtió todos los que pateó. No fallaron Jara, ni Ezequiel Barrionuevo, ni Facundo Melivilo, ni Hugo Vera Oviedo. El Fortín arrancó con el pie derecho con la conversión de Díaz pero luego desvió su intento Robertone, al que no le salió ni una. Más allá de los siguientes goles de Agustín Bouzat y Vargas, la serie ya estaba cocinada. Y Nazareno Bazán le pegó a las manos de Taborda que se quedó con la clasificación a la siguiente fase.

Vélez se sumó al listado de equipos de la Superliga que no pudieron avanzar de etapa en el primer partido de la Copa Argentina. Tras empatar 1 a 1 en los 90 minutos reglamentarios, Central Córdoba le ganó 4 a 3 por penales y esperará por Tigre o Guillermo Brown. Y esta tarde, al equipo de Coleoni le salió todo bien en contraste con los de Heinze que fallaron más de lo que acertaron.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*