Foto: www.velezsarsfield.com.ar

No importa el certamen. Ya sea por el torneo local, en Copa Argentina, o un amistoso, el Calamar sigue con una racha brillante de triunfos por la mínima diferencia. Así como en mayo derrotó a Estudiantes de Buenos Aires para ser campeón y a Belgrano de Córdoba para meterse en otra etapa del certamen más federal de todos, en el primer amistoso de la pretemporada venció al Fortín por 1 a 0 en la Villa Olímpica.

En Ituzaingó, el conjunto de Fernando Ruíz demostró que tanto tiempo trabajando juntos sigue dando sus réditos. En dos tiempos de 35 minutos, Platense y Vélez aflojaron los músculos pero la felicidad terminó viajando rumbo a Vicente López con un tanto del ex Aldosivi, Hernán Lamberti.

El Marrón alistó casi un once titular de memoria con la excepción de Andrés Desábato por Jorge de Olivera en el arco. El ex guardameta de Racing no tuvo minutos en cancha por una molestia pero a pesar de ello el Calamar se llevó la valla invicta también en la contienda de los suplentes donde atajó Nahuel Clavero.

Por el lado de Vélez, en la etapa inicial donde jugaron las piezas que más le importan a Gabriel Heinze, hubo destellos de Matías Vargas y Nicolás Domínguez. Sin embargo fue Platense el que se encontró con un gol de tiro libre producto de la gran pegada de Lamberti que descolocó a Matías Borgogno.

Para los suplentes hubo noticias destacadas en ambos elencos. Más allá de vivenciar media hora y algunos minutos más sin goles, los de la V Azulada tuvieron a su estrella, Mauro Zárate, que por la tarde confirmó que continuará en la entidad de Liniers. Ruíz, en contrapartida, contó con sus dos refuerzos. Abel Luciatti, ex Almagro, y Cristian Amarilla, ex Deportivo Español hicieron sus primeras armas con la pilcha del Marrón.

Este Vélez de Heinze tuvo aspectos para destacar y también mucho para continuar trabajando de cara a la Superliga y al primer compromiso oficial que será el 17 de julio cuando enfrente a Central Córdoba de Santiago del Estero por Copa Argentina. Platense, sigue ganando 1 a 0, y aunque esta vez haya sido en carácter de amistoso, todas las alegrías suman para un 2018 inolvidable para el Calamar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *