Partidos del día de hoy

RUSIA 2018: HÁGANLO POR LOS HINCHAS

Los hinchas argentinos tienen una pasión inexplicable y, en cada partido de un Mundial, se hacen notar con sus banderas y el calor que expresa desde las tribunas. Dejan sus vidas para seguir a la Selección hasta los lugares más recónditos del mundo como lo es Rusia. La derrota ante Croacia generó una terrible desilusión en los fanáticos que viajaron a tierras rusas con la esperanza de observar a un equipo ganador y se llevaron una gran desazón pero la esperanza creció con el triunfo de Nigeria sobre Islandia (ahora deberá ganarle a las Aguilas y esperar una caída o un empate de los vikingos ante los Croatas).

La Albiceleste volvió a ser mayoría en el Nizhny Novgorod Stadium y demostró que el sentimiento por los colores es más fuerte. Sin embargo, los espectadores (imaginamos que también los televidentes en el país o en cualquier parte del platea) se fueron enojados y tristes por la falta de actitud de un equipo que todavía tiene chances de clasificar a pesar del calamitoso 0-3 ante los europeos.

Lionel Messi jugó su peor partido de los últimos tiempos. Igualmente los argentinos lo alentaron con el “Messi, Messi” y el “Que de la mano de Leo Messi…” y le dedicaron varios estandartes con frases como “A mis nietos les hablaré de ustedes” (hincha de Talleres con las caras de Leo y el Cholo Guiñazú), “Densela a Messi” y “Seguimos haciendo Lio”, entre otras. Los clubes siempre dicen presente y acompañaron con las combinaciones de los colores de las instituciones y el celeste y blanco. Fueron muchos trapos de mucjos equipos del Fútbol Argentino: Flandria, San Martín de Burzaco, Boca, River, Independiente, Argentinos Juniors, Talleres de Remedios de Escalada, Colón de Santa Fe, Douglas Haig, Guillermo Brown de Puerto Madryn, Tiro Federal de Rosario, Unión de Santa Fe, Platense, Defensores, Colegiales, Villa Dálmine, Brown de Adrogué, San Lorenzo, Atlanta y Sarmiento, entre varias más. Si las “estadísticas” o coberturas no nos fallan: Argentina tendría que ser el país que más banderas lleva a la cancha y que más escudos de clubes muestra en las tribunas.

Las puteadas a Jorge Sampaoli, las preguntas malintencionadas de algunos periodistas y los minutos de silencio se deben acabar en estos tiempos de caos y desesperación. La noche de Nizhny Novgorod nos “mató” a todos aunque, nuevamente, nos topamos con una oportunidad más. Una vida que no podemos desaprovechar. El deber del nuestros periodistas es criticar con buena intención y contarle a nuestros lectores si se jugó bien o mal sin “mala leche”. No somos nadie para hacer peticiones pero a los jugadores les pedimos, si es posible, que dejen el corazón por los hinchas. Ellos gastaron miles de pesos en viajes, estadía y en conseguir entradas a precios imposibles para verlos. Al menos, haganlo por ellos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*