Partidos del día de hoy

IRÁN 0 – ESPAÑA 1: VAR DE TAPAS

Foto: @FIFAWorldCup

España era superior a Irán pero no podía demostrarlo en el marcador hasta que la fortuna cayó del lado de un Diego Costa que, tras carambola, rompió el cero anotando la única diana de la noche. El Equipo Melli tuvo una notable reacción e incluso convirtió el festejado gol que terminó siendo bien anulado, luego que el uruguayo Cunha confirmara con el VAR. La Roja se quedó con un cotejo que estuvo cerca de no ganar y ahora necesita solamente un punto para avanzar a Octavos. Los iraníes, de interesantísimo match, definirán mano a mano con Portugal.

El Kazán Arena de la ciudad homónima abrió sus puertas por segunda vez en esta Copa Mundial Rusia 2018 para recibir el cotejo entre las Selecciones Nacionales de Irán y España en la continuidad del Grupo B, luego del triunfo de Portugal ante Marruecos. El Equipo Melli, conducido por el portugués Carlos Queiroz, había vencido a los marroquíes durante su debut llegando con cierto margen a este complejo compromiso. En tanto la Roja, ahora dirigida por Fernando Hierro, venía de mostrar cosas muy interesantes en el partidazo que igualó 3-3 con los Luso y ahora  precisaba quedarse con los tres puntos.

Ambos equipos desnudaron intenciones de inmediato, España monopolizando la circulación de la pelota sin ningún tiempo de apuro e Irán cercando su área con seis defensores, pegando líneas y aguardando el espacio para intentar meter algún desborde por las bandas. La Roja daba constante sensación de peligro, sin embargo fue el equipo Melli quien despertó la atención con un par de avances que no prosperaron.

España encontró la primera opción clarísima en treinta minutos y tras segunda jugada de balón quieto, Gerard Piqué bajó un balón aéreo que Sergio Ramos impulsó al punto penal; David Silva intentó una volea aérea desde dentro del área chica que resultó por encima del travesaño. Los europeos tuvieron la manija del encuentro pero realmente les costó transferir la claridad de sus toques al área iraní, defendida por un bloque de camisetas color guinda. El mismo Silva tuvo la segunda y última española, un zurdazo desde la medialuna que tras desviarse se perdió al córner.

Ya en el complemento la mecánica del cotejo no cambió, aunque España sí salió con mayor empuje buscando llevarse puesto a Irán en su área. Y en los primeros cinco minutos la Roja logró dos opciones muy importantes, primero Ramin Rezaeian desvió con lo justo un derechazo de Piqué y luego el golero Alireza Beiranvand salvó con tremenda reacción el tiro desde fuera del área a cargo de Sergio Busquets.

Irán detuvo los corazones españoles tras un lateral centro al área, Piqué devolvió a medias y Karim Ansarifard capturó el balón suelto con una volea bárbara que estalló contra la pared lateral externa de la portería de David de Gea. Inmediatamente después de la mejor chance iraní la Roja encontraría la buscada diferencia, Andrés Iniesta trabó en tres cuartos de cancha antes de filtrar la bocha al área rival; allí Diego Costa giró sobre su eje y el defensor Ramin Rezaeian, en su afán de despejar, rebotó la pelota contra el delantero y la misma se impulsó a gol. Todo era toque, pero el gol llegó de carambola en nueve minutos.

El Equipo Melli no se quedó en el molde, rompió su plan metiendo más gente en campo español y no igualó rápidamente solo porque el cabezazo de Mehdi Taremi se fue a centímetros del palo. Pero enseguida Saeid Ezatolahi apareció por detrás de todos en balón parado mandando a guardar la pelota de derecha, gol y festejo iraní, sin embargo el juez uruguayo Andrés Cunha levantó su brazo para apoyarse en el VAR (Donde estaba Vigliano): El defensor de Irán estaba en posición adelantada antes de convertir, diana anulada. Duro pero justo.

Irán siguió buscándolo, con herramientas nobles y por momentos nivelando el partido. Claro que España fue siempre superior y necesitó pocos toques para demostrarlo, sin embargo el equipo Melli volvió a quedar de frente a la igualdad. Vahid Amiri le tiró un hermoso caño a Piqué fuera del área y lanzó el centro que Mehdi Taremi, solo y a la carrera, cabeceó con mucha potencia por sobre el larguero.

La Roja planchó el cotejo durante los minutos finales, Irán nunca bajó los brazos pero sus propias limitaciones le impidieron anotarse en el marcador.

Ganó España, fue superior pero nuevamente mostró fragilidades y sufrió ante un Seleccionado que lejos está de ubicarse entre los mejores. Ahora la Roja (4 puntos +1) depende de sí misma para avanzar a Octavos de Final, para eso deberá no perder frente al eliminado Marruecos (0) el próximo lunes durante la última jornada del Grupo B.

Irán (3 puntos +0) hizo un excelente partido ante una potencia del mundo y le faltó realmente poquito para llevarse algo. Ahora los iraníes deberán ir a buscar la clasificación mano a mano con Portugal (4 puntos +1), también el lunes, y solo les sirve ganar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*