DINAMARCA 2 – MÉXICO 0: AHORA, DIVIÉRTAN»SEN»

Foto: EFE/EPA/LARS MOELLER DENMARK OUT // www.diarioelmundo.com.mx

Así como el «ez» en España o el «son» en Estados Unidos, el «sen» para los apellidos en idioma danés implica «hijo de». Y con goles de Yussuf Poulsen y de su capitán, Christian Eriksen, la Dinamita Roja le dio para que se diviertan a El Tri que, después del mediático episodio de la fiesta con prostitutas, sintió la resaca futbolística a poco más de una semana del debut mundialista. Los escandinavos ganaron 2 a 0 sobre el combinado Azteca y llegan afilados a Rusia 2018.

México tuvo una semana para el olvido. Después de hacerse púlbico el desliz de varios jugadores tras el triunfo ante Escocia que significó la despedida del seleccionado ante su gente, el conjunto de Juan Carlos Osorio tropezó sin atenuantes frente a una Dinamarca que desde el comienzo tomó las riendas del cotejo en Copenhagen.

Hubo un claro dominador del juego y fue el dueño de casa. Milagrosamente fueron los americanos quienes lograron irse al descanso con el marcador cerrado ya que, al cuarto de hora, los dirigidos por Are Hareide merecían como mínimo estar arriba por un gol en el tanteador. De hecho, al minuto de juego lo tuvo Nicolai Jørgensen con un cabezazo que se fue muy cerca del palo y al que ningún compañero logró soplar en la línea para abrir la cuenta.

En una ráfaga fue Eriksen quien tuvo dos chances netas de gol. A los 7 llegó justo Carlos Salcedo para desviar el zapatazo del atacante del Tottenham Hotspurs y, cuando iban 12, fue Guillermo Ochoa quien respondio con creces para evitar con su pecho la caída de la valla. Fue el ex guardameta del América quien más tarde salvó providencialmente su arco tapándole, con una de handball, una definición magistral de Thomas Delaney.

México sólo tuvo un tiro libre de Andrés Guardado que salió cerca del palo izquierdo de Kasper Schmeichel. El resto fue todo de Dinamarca que, en la complementaria, sin tanto énfasis pero controlando las acciones, logró doblegar a su rival con un gran andar de Martin Braithwaite que llegó con peligro por las bandas.

La Dinamita Roja recién abrió la cuenta a los 25 de la segunda parte cuando Poulsen quebró la cintura en la puerta del área grande y colgó un zapatazo hermoso del ángulo superior derecho del arco defendido por Ochoa. El Tri, golpeado, cometió un error en defensiva tres minutos más tarde y fue Eriksen quien definió por entre las piernas del arquero para poner cifras definitivas.

Dinamarca, a una semana del debut mundialista, encontró los goles que le faltaban y quedó afinada para enfrentar a Perú. México perdió 2 a 0 y necesitará borrar cuanto antes cierta imágenes con la competencia a contrarreloj. Se dice diviértanse, pero a veces las burradas hacen que también pueda aceptarse el diviertanSen. Eso sí, después no se quejen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *