gtag('config', 'UA-63643000-1');

CONTADOR MUNDIAL: 4, PÓKER DE ELEGIDOS

El Contador Mundial de Vermouth Deportivo está caminando sus últimos pasos utilizando la cantidad de jornadas restantes para Rusia 2018 como disparador de narraciones Mundialistas. Hoy reduciremos la abundante historia de todos los Mundiales a un pequeño grupo de elegidos para repasar a aquellos 4 futbolistas que lograron convertir goles en dos Finales del Mundo diferentes.

Jugar la Final del Mundo es un verdadero hito para la carrera de cualquier futbolista. Ni hablar de tener la enorme fortuna de poder convertir un gol, acá el número de privilegiados se acota considerablemente. Pero a lo largo de la historia existieron 4 jugadores que lograron anotar en dos Finales Mundialistas diferentes, y aquí contaremos algunos detalles sobre ellos.

Edvaldo Izdio Neto, conocido popular y mundialmente como Vavá, fue uno de los grandes delanteros de la historia del Fútbol Brasilero. Su debut Mundialistas en redes fue el 15 de junio de 1958, por duplicado en Suecia y ante la Unión Soviética. Titular durante todos los cotejos de la Canarinha en aquella Copa del Mundo, se anotó también en Semifinales ante Francia. Llegó la gran Final ante la propia Suecia y Vavá logró las dos primeras dianas de su equipo en el 5-2 definitivo.

Pero Vavá repetiría cuatro años más tarde, en Chile 1962, anotando el gol que cerró la goleada de Brasil por 3-1 ante Checoslovaquia. De esa forma el delantero no solo logró ser Bicampeón del Mundo, sino que también se transformó en el primer futbolista en convertir en dos Finales Mundiales distintas. En aquel 1962 Vavá fue, junto a Garrincha, el máximo artillero de Brasil y también de la competencia.

El segundo jugador en lograr semejante hazaña fue también brasilero y contemporáneo a Vavá. Hablamos por supuesto de Pelé, cuyas epopeyas Mundialistas ya han sido desarrolladas en este espacio (Leelas acá -> https://www.vermouth-deportivo.com.ar/index.php/2018/06/09/contador-mundial-5-repartidos-en-dos/). Con solo 17 años Edson Arantes do Nascimento se proclamó Campeón del Mundo en Suecia 1958, y al igual que Vavá también pudo convertir dos goles durante el partido Final. Además O Rei fue el máximo artillero de su país en aquella competencia.

Pelé fue Campeón también en 1962, sin embargo una lesión lo dejó afuera de los partidos culminantes incluyendo la Final. Pero en México 1970 tendría su revancha en cancha jugando todos los cotejos de Brasil en la competencia y abriendo el camino de la goleada 4-1 a Italia en el Final del Mundo. De esa forma Pelé se transformó en el primer, y único, jugador en ganar tres Mundiales; también se sumó a la lista de su compatriota Vavá como el segundo player en lograr convertir goles durante dos Finales diferentes.

El tercero en lograrlo fue también ya mencionado en este espacio Mundialista, hablamos del alemán Paul Breitner. El volante defensivo, nacido en Baviera, realizó su debut en Mundiales convirtiendo el primer gol de la Copa del Mundo 1974, disputada justamente en Alemania. Disputó los 7 cotejos con el conjunto Teutón, anotó en Segunda Fase contra Yugoslavia y luego repetiría en la Final del Mundo ante la Holanda de Cryuff; Breitner igualó transitoriamente de penal para luego consagrarse Campeón junto a su país con la particularidad de haber hecho goles tanto en el primer como en el último cotejo de la competencia.

No estuvo en Argentina 1978 por un transitorio retiro de su Selección pero regresaría al conjunto alemán para disputar España 1982. Allí volvió a ser titular en todos los cotejos que jugó su país hasta la gran Final contra Italia; la Azzurra se quedó con el triunfo por 3-1 y Paul Breitner anotó el descuento a siete minutos del cierre. De esta forma se transformó en el tercer jugador en anotar durante dos Finales diferentes, pero a diferencia de Pelé y Vavá solo se consagró (como si fuera poco) en una.

El último en lograr semejante hazaña es un jugador más contemporáneo a nuestros tiempos, el eterno Zinedine Zidane. Su debut Mundialista fue justamente en Francia 1998 en la goleada de su país a Sudáfrica por el arranque de la Primera Ronda. Y su primer gol fue nada menos que en la gran Final ante Brasil, Zizou abrió la cuenta para Francia y minutos más tarde anotó el segundo de lo que terminó siendo 3-0. Zidane se consagró Campeón del Mundo en un hito para el Fútbol Francés.

En Corea Japón 2002 formó parte del desconcierto general de los Galos, disputando solo uno de los tres cotejos que afrontó Francia. Volvió con todo en Alemania 2006 sabiendo que ese sería su último torneo como futbolista profesional; Zidane entregó un fútbol maravilloso siendo determinante en las instancias decisivas, le convirtió a España en Octavos de Final y también a Portugal en Semis. Jugó la Final del Mundo contra Italia logrando en siete minutos su gol, aquel recordado penal picado. Lamentablemente no pudo terminar el cotejo tras irse expulsado en el histórico episodio con Materazzi.

Zidane fue el cuarto y último jugador en lograr marcar durante dos finales distintas. Igual que Breitner se consagró en una de las dos, agrandando un poco más la figura de los brasileros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *