Partidos del día de hoy
  • [ Rusia 2018 ] Portugal 1 - 0 Marruecos
  • [ Rusia 2018 ] Irán 0 - 1 España
  • [ Rusia 2018 ] Uruguay 1 - 0 Arabia Saudita

LAMADRID 1 (4) – ATLAS 1 (2): SALIÓ “D” LA CÁRCEL

El club de Villa Devoto por excelencia estaba preso en la última categoría del fútbol argentino. Condenado en 2015, pasaron dos largos años y medio sin ver esa luz que la institución supo observar durante largos períodos. Lama ya había estado preso en la D un par de veces pero, en esta ocasión, ya no quería volver más al ostracismo de una divisional a la que se había desacostumbrado. Y las puertas de la celda se le abrieron cuando Néstor Acosta se lució en la tanda de penales para doblegar al Marrón y lograr el ascenso a la Primera C.

El clima de final y nerviosismo reinaba en el Enrique Sexto desde temprano. Un marco espectacular en el noroeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para que General Lamadrid y Atlas le pusieran fin a la temporada 2017/18 que consagró como campeón a Victoriano Arenas pero debía determinar, quién acompañaba a los de Valentín Alsina a la cuarta categoría, por la vía del Reducido.

No arrancó bien el mediodía para el Carcelero. A los 7 minutos fue Antony Alonso quien hilvanó un gran contragolpe y abrió la cuenta. Exquisita definición para una pieza vital del Marrón que, con el empate logrado en General Rodríguez, se estaba quedando con el ansiado ascenso que tantas veces se le había negado. Sin embargo, mezclando conformidad por un lado con el avasallante andar de su rival tras semejante cachetazo, la alegría duró poco.

Antes del cuarto de hora fue Elías Córdoba quien descolgó una buenta pelota de Fabián Billordo y, luego, Franco Gómez la reventó al tiro de esquina. Sin embargo, el nueve de Lamadrid iba a tener revancha rápidamente porque a los 16 sacó un fortísimo remate que besó las redes y trajo paz al público en el Enrique Sexto. Atlas, casi que ni reaccionó y dejó que todo pero no le sirvió la experiencia de Julio Gauna ni tampoco dos tiro libres aislados de Alejandro Martínez y Román Gnocchi.

Milagrosamente el Marrón se fue al descanso con el juego empatado. El palo derecho de Córdoba le negó el festejo a Iván Regules y, en la acción contigua, Jonathan Paoluccio sacó un violentísimo zapatazo que pasó realmente muy cerca de travesaño. Era todo el Carcelero que, en la segunda parte, siguió controlando las acciones.

General Lamadrid fue de mayor a menor en la complementaria. A los 14 minutos fue Ariel Vera Montania quien se apuró con una chilena cuando podía encarar sin marca hacia un mano a mano. Y a la media hora tuvo la gran chance de ponerse en ventaja pero Martín Sarandeses desperdició un penal que pudo significar la gloria. Y para colmo de males, a los 31, Juan Pablo Battaglia le mostró la roja directa a Sebastián Guerrero por una infracción sin pelota sobre Matías Cuenca. El local sufría el doble golpe y no tenía más remedio que aguantar hasta la definición desde los doce pasos y, Atlas, tampoco lo complicó demasiado.

La final del octogonal de la Primera D se definió a través de la pena máxima. Esta vez, Sarandeses no falló y abrió la serie. Acosta brilló tapándole el primer tiro a la visita que salió de los pies de Sebastián Ferrario. Luego fue el turno de Nicolás De Vito y la satisfacción de Córdoba que detuvo el disparo. Diego Prado igualó la serie. Entonces allí apareció Paoluccio para poner el 2 a 1, y el arquero del Carcelero para atrapar el intento de Alonso. El ingresado Alexis Aguirre estiró la ventaja y, a continuación, Ítalo Portillo dejó con vida a los de César Rodríguez.

Acosta ya había atajado dos penales y tenía la responsabilidad de ejecutar el quinto para el dueño de casa. Tuvo todo para convertirse en héroe y no falló. General Lamadrid derrotó a Atlas por 4 a 2 desde los doce pasos y volvió a la C. Doce pasos, ni uno más y ni uno menos, para salir de la cárcel y volver a ver esos flashes de otra categoría a la cual ya se había acostumbrado hace tiempo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*