Partidos del día de hoy
  • [ SuperLiga 2018 ] Estudiantes (La Plata) - Newells Old Boys (Rosario)

SAN MARTÍN DE TUCUMÁN: MARTÍN SERI, UNO DE LOS RESPONSABLES DEL ASCENSO

Foto gentileza: Martín Seri

Una parte de la provincia de Tucumán está de fiesta desde el domingo pasado. Es que San Martín regresó a la máxima categoría del fútbol argentino después de nueve años tras vencer 5-2 a Sarmiento de Junín, en el global de la final del reducido. Pasará el tiempo y la gente seguramente se acuerde de los goles (16) de Claudio Bieler o simplemente hable del “equipo de Rubén Forestello”. Pocos se preguntarán: ¿quién armó el plantel que ascendió? Pero esa persona tiene una historia interesante en su vida: colgó los botines, dejó en el cajón de su habitación el título de director técnico y se puso la ropa de manager deportivo. La respuesta es Martín Seri.

El ex volante nacido en Chabás, ciudad del Departamento Caseros de la provincia de Santa Fe, tuvo la pelota en sus pies desde muy chico. Primero en Newell´s, donde hizo las divisiones inferiores y. Después vistió las camisetas de Atlético y San Martín, en Tucumán; Talleres de Córdoba; Unión de Mar del Plata; San Martín de San Juan; Quilmes; Tiro Federal de Rosario; Estudiantes; y Flandria. Habló sobre su regreso al Santo, pero desde otra función: “El presidente (Roberto Sagra) antes de presentarse a elecciones, me habló para que me hiciera cargo de esta función. Al principio no estaba convencido. No sabía si tenía condiciones para poder hacerlo. Me gustaba mucho más el estado del campo, pero empecé a mirar jugadores, a recolectar datos y eso me motivó. La tarea en el día a día es diferente, pero se pueden hacer muchas cosas buenas. Tenía muy lindos recuerdos de la gente de este club y entendí que era el momento para volver, pero desde otro puesto”.

A Seri sus planes se le modificaron muy rápido. “Dejar de jugar fue muy complicado. Lo hice desde muy chico y fue duro abandonarlo. La vida me cambió de un momento para otro. Sabía que iba a trabajar en el fútbol después de mi retiro, y por suerte se me dio. Trato de ser genuino y de pensar en aquellas cosas que no me gustaban como jugador y desde este lado no repitarlas”, contó sobre su primera experencia.

También hizo referencia a la temporada reciente: “El año fue durísimo. Las expectativas que se generaron en torno al plantel no fueron de color rosa. Tuvimos un semestre inicial muy regular donde no pudimos marcar esa diferencia que creíamos, más allá de que nadie nos superó. Creo que merecimos más puntos de lo que obtuvimos. La segunda parte fue diferente. Peleamos el campeonato hasta la última fecha. No logramos el objetivo principal, pero después se nos dio. El ascenso se logró porque el club se preparó para eso. La institución siempre estuvo ordenada. Al jugador, en todo momento, se le brindó lo que necesitó. Tuvimos jugadores de jerarquía”.

Sobre su futuro dijo: “Me voy a quedar en San Martín. Hace unos días comenzamos a tener charla con el presidente y con el entrenador, que todavía tiene que arreglar su continuidad. Sé que no es fácil el primer año en la máxima categoría. Hay que armar un equipo competitivo. Será difícil, pero es una tarea que hay que hacer en conjunto. El día de mañana me encantaría dirigir. Es el sueño que tengo pendiente. Ahora estoy despuntando en vicio con un trabajo que realizo con las divisiones inferiores. Todo es un aprendizaje.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*