AUSTRIA 1 – RUSIA 0: FONDO BLANCO PARA LOS RUSOS

Foto: libero.pe

Medio mes le queda al país anfitrión para ajustar las tuercas de cara al debut mundialista frente a Arabia Saudita. Lo cierto es que los horrores defensivos le costaron carísimo a los Osos Tricolores que, en Tirol, perdieron contra el combinado local por la mínima diferencia. Y eso que el Equipo Maravilla ni siquiera clasificó a la máxima competencia.

Austria le dio un duro golpe a Rusia que no gravitó en ofensiva y falló con creces en la última línea. Sin mucho esfuerzo, los dirigidos por Franco Foda se impusieron aprovechando el mareo de su rival y su endiablada racha de cinco triunfos al hilo incluyendo eliminatorias y amistosos.

Antes del cuarto de hora inicial, el dueño de casa imprimió a puro ritmo, lo que sería la clave del partido. Toques, velocidad, y firmeza para que Peter Zulj saque un remate bueno para alto. Era más el Equipo Maravilla y el gol no tardó en llegar puesto a que, a los 27 minutos, Marco Arnautovic, la figura de la noche, le ganó inexplicablemente la espalda a Wladimir Granat. El ex hombre del Werder Bremen de Alemania desbordó por el flanco derecho y descargó hacia el medio donde, Alessandro Schöpf, no perdonó frente al arco.

El 1 a 0 no hizo retroceder a los austríacos. Al contrario, los de Foda fueron por más y complicaron a los Osos Tricolores que antes del final del primer tiempo casi sufren la segunda caída cuando nuevamente Granat perdió la marca y terminó derribando a Arnautovic en una jugada que el árbitro debió haber expulsado al ruso pero sólamente amonestó y cobró un tiro libre que el propio hombre del West Ham casi manda al fondo de la red.

Schöpf con un remate esquinado estuvo cerca de anotar su doblete y, en la complementaria, Igor Akinfeev le sacó un zapatazo terrible a Zulj. La visita sólo avisó con una jugada colectiva en la cual Aleksandr Golovin optó por hacer la personal, sobró la situación, y dilapidó la única chance de lograr un empate que hubiese llevado algo más de calma para el país anfitrión de la Copa del Mundo.

Rusia lleva cinco derrotas al hilo enfrentando a otras selecciones, se le viene el debut ante Arabia Saudita y la última línea dejó más dudas que certezas. Austria, en Tirol, le ganó 1 a 0 al equipo que dará el puntapié inicial de la máxima competencia de fútbol. Y más de uno ya está pensando en hacer un fondo blanco para olvidar cuanto antes esta floja preparatoria de los Osos Tricolores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *