ATLAS 2 – ARGENTINO DE MERLO 0: EL MARRÓN DIO UN GRAN PASO

La tarde estaba ideal para salir de casa, disfrutar del sol y una temperatura más que agradable, incluso dejando de lado la la tele y resignando su promocionada final de Champions League y así lo entendió la gente del Marrón, se colmó las instalaciones del estadio Ricardo Puga para presenciar el partido de ida por una de las semifinales entre su equipo, Atlas, y Argentino de Merlo.

De principio a fin de la etapa inicial, Atlas dominó el juego. El dueño de casa asfixiaba a la visita, la forzaba a cometer errores en la salida y ganaba con frecuencia las pelotas divididas. Con un remate de Matías Cuenca y, posteriormente, con un tiro libre ejecutado por Sebastián Ferrario, avisaban los de César Rodríguez, aunque en ambas ocasiones, respondió bien Milton Hansen.

La tercera fue la vencida. Cuando transcurría un cuarto de hora, un centro milimétrico de Diego Prado desde la derecha, casi un pase a la cabeza de Alejandro Martínez para que se eleve y, suspendido, en el aire, acierte con su parietal izquierdo al ángulo. Inatajable. La volada de Hansen solo sirvió para ensalzar a los fotógrafos. La apertura del marcador, no modificó el juego, por eso no fue sorpresa que antes de la media hora el Marrón aumente la ventaja, gol que llegó con otro centro desde la derecha, esta vez por intermedio de Sebastián Ferrario. Román Gnocchi no pudo conectar en primera instancia pero la pelota le quedó servida a Matías Cuenca para que le de fuerte, bajo y cruzado, y aunque el uno de la Academia se estiró y llegó a rozarla, no pudo evitar la segunda caída de su valla.

Recién comenzado el complemento, Cuenca fue con la pierna muy arriba a disputar una pelota, cometió infracción, Jonathan de Oto le mostró por segunda vez la tarjeta amarilla y el local se quedó en desventaja numérica para disputar lo que restaba de partido. Sin embargo, supo aguantar la presión de los de Merlo Norte, no sufrió grandes sofocones y la visita solo arrimó algo de peligro con disparos de media distancia, alguna pelota parada y una jugada aislada en la que un roce benefició al atacante que se anticipó a la salida de Elías Córdoba pero el remate con destino de red, fue despejado por Nicolás Pardo prácticamente sobre la línea.

Los dirigidos por el «Rata» Rodríguez, con los desbordes de Ferrario primero y luego con el ingresado Luis Jurchensen, se las ingeniaron para salir por momentos del asedio y mantuvieron en vilo a la defensa visitante.

Atlas ganó 2a 0, sacó una buena ventaja para afrontar la revancha en Pergamino y Antezana pero no podrá contar para ese partido con el expulsado, Matías Cuenca, ni con Nicolás Pardo que llegó a la quinta amonestación. Los de Merlo Norte nunca se sintieron cómodo en el encuentro y ahora, como local, tendrán noventa minutos para intentar revertir esta historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *