REAL PILAR: «JUGAMOS CON EL CORAZÓN EN LA BOCA»

Gritó. Sufrió. Se alivió. Esas fueron las sensaciones de Rodolfo De Paoli durante el partido que decretó la salvación de la desafiliación de Real Pilar. El Monarca sumó ese punto necesario para evitar el último puesto de la tabla de los promedios y su técnico explotó de felicidad. El relator vivió con más intensidad el segundo tiempo que el primero, tal vez por la desesperación de la situación (debía sumar al menos una unidad para no depender de Claypole).

«En el balance fuimos mejores que nuestros rivales pero tuvimos que sufrir hasta la última fecha. Nos quedaban quince partidos, se mereció ganar alguno más y aún así se sacaron los puntos necesarios para poder festejar. Nos quedaba una rueda para sacar más puntos que ellos y lo hicimos. En un momento parecía mucho más fácil porque tuvimos cuatro partidos sin perder y jugando bien. Después empezó a pesar un poco más la tabla del descenso», declaró el entrenador del Monarca tras el 1 a 1 ante Lugano.

Su partido contra el Naranja no iba a ser un trámite fácil y De Paoli lo sabía. Y así fue: perdía y lo empató en el complemento con el tanto de Miguel Almada de cabeza. «Sabíamos que iba a ser difícil. Encima jugamos mal en la primera mitad pero en el segundo tiempo ni nos patearon al arco. Jugamos con el corazón en la boca porque un contraataque te podía dejar expuesto. Además, al mismo tiempo, preguntábamos cómo iba Claypole. Fue incómodo. Estuvimos cerca de lograrlo antes con Puerto Nuevo porque nos iba a sobrar un punto pero recién lo pudimos conseguir en la última», expresó el DT del equipo de Pilar.

Vermouth Deportivo: ¿Con qué frase tuya de los relatos describirías esta salvación de Real Pilar?

Rodolfo De Paoli: Una frase de mis relatos podría ser «Aguante, Corazón aguante» y otra para definir esta salvación es «Misión cumplida». Lo urgente era evitar la desafiliación. Nosotros llegamos con el equipo en esa zona a un punto del último. Era muy complejo. Si en algún momento se ilusionaron con el Reducido les cuento que aunque hubiésemos ganado cuatro partidos más, tampoco entrábamos. La realidad era otra y por eso estamos contento por cumplir el objetivo.

VD: Pasaste aproximadamente un semestre al mando de este club, ¿cómo lo describirías después de esta experiencia?

RDP: En estos cinco meses me han dado todas las facilidades para trabajar. La estructura de este club es de B Metropolitana. Me encantaría seguir porque me entusiasma mucho más la idea que cuando empecé.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *