Partidos del día de hoy

GIMNASIA LA PLATA: “UN GOL NO PUEDE PROVOCAR UN SISMO, FUE LA HINCHADA LA QUE PROVOCÓ ESE SISMO”

Foto: rhdelfutbol.com.ar

Hay clásicos que quedan para la historia y jugadores que, por diversas circunstancias, también formarán parte de los recuerdos eternos. José Perdomo, uruguayo trotamundos y campeón de América en 1987 con la Celeste, quedará para siempre en los anales del fútbol argentino al convertir un gol que provocó un terremoto en la ciudad de las diagonales. El 5 de abril de 1992 se jugaba el derby platense y Gimnasia, con un tanto del Charrúa, ganó el partido pero la noticia continuó a lo largo de los días (y de los años) puesto a que en el festejo, la hinchada del Lobo, generó un sismo de 6.0 que fue registrado por el Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de La Plata. Vermouth Deportivo conversó con el ex mediocampista Tripero que recordó aquella gesta y también habló sobre los conjuntos del “Maestro”, Oscar Washington Tabárez.

Vermouth Deportivo: Se cumplieron 26 años de aquél gol que derivó en un terremoto en la Ciudad de La Plata por el griterío de la gente de Gimnasia, ¿qué recuerda de aquél tanto?
José Perdomo: En realidad, el mismo día del clásico, yo no me di cuenta. Para mí fue un gol fundamental, en un clásico pero al otro día me enteré lo del terremoto, que hubo un movimiento sísmico. Me enteré por intermedio de los periodistas. El gol lo recuerdo bien porque estábamos jugando el clásico, porque veníamos un poco mal en el tema resultados, y porque también a partir de ahí el equipo levantó anímicamente.
VD: ¿Qué mensaje le puede dejar a la gente de Gimnasia a 26 años del gol del terremoto en el clásico?
JP:  Para mí es una alegría inmensa el poder estar en la historia de Gimnasia. Han jugado jugadores en otras épocas que capaz que hicieron más que yo para Gimnasia, para el club en sí. Pero a mí me tocó la suerte de convertir ese gol y que estuviese la hinchada misma. Porque yo siempre mismo digo que un gol no puede provocar un sismo, fue la hinchada la que provocó ese sismo. Así que quiero agradecerles por tenerme en la historia de Gimnasia y, como siempre, agradecerles que me tengan presentes en cada festejo. ¡Arriba, Gimnasia!
VD: ¿Sintió al menos que en ese momento la cancha se venía abajo por más que Gimnasia haya sido visitante?
JP: Sí, la verdad que sí. El estadio estaba a full, todo completo. Pero pasa que en determinado momento uno le presta más atención al juego y no tanto a las tribunas. Sí, cuando salimos a la cancha, vimos que era un estadio chico pero estaba repleto, fue impresionante. Yo siempre digo que cómo se vive el fútbol en Argentina, no se vive en otros lados.
VD: ¿Qué siente que en la cancha de Gimnasia haya dos canciones en los cuáles se recuerde el tema del terremoto?
JP: Me han mandado algún audio con la canción. También me hicieron entrega de un cuadro con la camiseta de Gimnasia y ahí la hinchada cantó esa canción. Para mí es un halago pero creo que estoy más contento porque pude disfrutar con figuras que después fueron figuras en Gimnasia y en su carrera deportiva como es el caso de los “Mellizos” Barros Schelotto.
VD: Pero también jugó con otras grandísimas figuras, jugó en el Genoa con Rubén Paz, con el “Pato”, Carlos Alberto Aguilera…
JP: En 1989, 90 y 91 jugamos ahí. Era dificílisimo porque en esa época los equipos podían tener tres extranjeros y el Genoa contrató a tres uruguayos: Rubén Paz, el “Pato” y a mí. También estábamos en la Selección, después vino el Mundial de Italia 90. El recuerdo es lindo pero el que más disfrutó ahí fue Aguilera porque después tuve que pasar al Conventry, al Betis hasta llegar a Gimnasia y Esgrima.
VD: Esa Selección de Italia 90 estaba para más. No sólo estaban ustedes 3 que jugaban en el Genoa sino que también tenía a Antonio Alzamendi, Enzo Francescoli…
JP: Rubén Sosa, el “Tano” (Nelson) Gutiérrez, (José) Herrera, Hugo de León en la defensa. Jugaba también (Santiago) Ostolaza, Ruben Pereyra, el “Manteca” (Sergio) Martínez, Daniel Fonseca. Era una Selección que se había preparado de muy buena manera, nos habíamos enfrentado a Inglaterra y le habíamos ganado 2 a 1 (NdR: el 22 de mayo de 1990 en Londres), habíamos empatado 3 a 3 con Alemania (NdR: el 25 de abril de 1990 en Stuttgart). En el primer partido del Mundial contra España merecimos ganar pero Ruben Sosa erró un penal. Eso nos llevó que contra Bélgica salgamos a proponer nosotros y ellos de contragolpe nos ganaron. Después jugamos contra Corea del Sur, le ganamos, pero después en octavos nos tocó jugar contra Italia y ahí perdimos 2 a 0. La verdad fue una mala liga porque justo nos fuimos a enfrentar con el local.
VD: ¿Cómo hace el fútbol uruguayo para reinventarse? Porque después de esa generación llegaron los Recoba, Zalayeta, Chevantón. Después vinieron los Forlán, después los Luis Suárez, Cavani. Ahora es el momento de Betancur…
JP: La verdad que nosotros mismos muchas veces nos lo preguntamos. Creo que hay un trabajo muy bueno en nuestras divisiones formativas. Yo ya llevo 14 años en divisiones juveniles de Peñarol y hay muy buen material. Lo que pasa también es que el uruguayo de chico sufre mucho porque no tenemos buenas canchas, por ahí nos faltan pelotas y entonces, cuando salimos al exterior, o se nos da la posibilidad de estar en los cuadros grandes como Peñarol o Nacional, o ir a una Selección, nosotros nos aferramos mucho a eso, a no querer pasarla mal como la pasábamos al principio de nuestra carrera. Por eso es muy sacrificado el jugador uruguayo y por eso también no tiene problema de adaptarse ante cualquier fútbol. Hoy por hoy, hay jugadores en Argentina, México, Italia, España, Bélgica, Holanda, en todos lados y la verdad que no desentonan. Eso es porque sufrimos mucho de chicos, nos cuesta mucho encarar el fútbol uruguayo y nos ponemos objetivos que por suerte lo logramos.
VD: La famosa garra charrúa…
JP: El fútbol uruguayo, más en juveniles, es muy batallador. No somos de jugar lindo, y puede haber equipos que juegan bien. Pero la mayoría de los equipos juegan más a no dar una pelota por perdida, a tomar decisiones, a tener garra. Yo creo que la garra charrúa está bien, me parece que nos favorece a veces que nos digan que tenemos garra charrúa.
VD: ¿Cómo ve a la Selección uruguaya para Rusia 2018?
JP: Yo lo veo muy bien, se está preparando de buena manera, hay un trabajo organizado. Antes, por ejemplo, había técnicos que venían, estaban dos partidos, no se daban los resultados y se los cambiaba. Hoy se le dio la confianza al “Maestro” (Oscar Washington Tabárez) que, la verdad, está haciendo las cosas muy bien. Hay una organización y un profesionalismo, ha evolucionado también el tema del complejo que hicieron con muy buenas canchas, concentración, estar en el entorno que uno jugador profesional debe tener para todas sus comodidades. Y bueno, Uruguay hoy la tiene, y esperemos que no haya ningún lesionado para que lleguen a Rusia de la mejor manera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*