El pronóstico no falló esta vez pero lo que nadie calculó fue la cantidad de agua que iba a caer sobre la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Las primeras gotas dijeron presente antes de las diez de la mañana pero la intesidad del chubasco fue en aumento para que finalmente tres cotejos del ascenso, directamente afiliado a AFA, fueran reprogramados para el día martes 10 de abril en el horario de las 15:30.

El primer partido en bajarse del listado fue Argentino de Merlo frente a Juventud Unida. En Antezana y Pergamino tomaron la decisión de no jugar por el estado del campo de juego sumado a que tanto los de Mariano de la Fuente como los de Mariano Moramarco se juegan muchísimo en esta recta final del campeonato de la Primera D. Pero las noticias continuaron llegando y el otro cotejo de la categoría que era Claypole versus General Lamadrid también pasó para la semana entrante ante un Rodolfo Capocasa con muchos charcos.

En la Primera B sí empezó el cotejo entre San Miguel y Defensores de Belgrano. El que no se jugó fue un duelo clave en los promedios. San Telmo debía recibir a Villa San Carlos en Isla Maciel pero la verde gramilla estaba prácticamente intransitable por la lluvia impetuosa que sacudió a la zona. El árbitro, Germán Bermúdez, no tuvo mucho por recorrer y  menos dudas a la hora de tomar la determinación: ¡va el martes!

Quienes sí movieron el esférico a pesar del diluvio fueron Deportivo Riestra y Ferrocarril Oeste en el Bajo Flores. Y, claramente, también habrá acción de la Superliga con dos partidos dentro del área metropolitana. Por la tardenoche Tigre jugará con Gimnasia La Plata en Victoria siempre y cuando el agua no invada al José Dellagiovanna. Y lo mismo deberá ocurrir con Argentinos Juniors y Unión de Santa Fe en La Paternal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *