Partidos del día de hoy
  • [ Rusia 2018 ] Colombia 1 - 2 Japón
  • [ Rusia 2018 ] Rusia - Egipto
  • [ Rusia 2018 ] Polonia 1 - 2 Senegal

ALMIRANTE BROWN: NO ES SOLO EN CLUB, ES UN PROBLEMA ARGENTO

No pasa solamente en Isidro Casanova aunque cada vez que aparecen disturbios por la zona oeste suelen potenciarse en todos los medios. Nuevamente personas allegadas al Mirasol protagonizaron otro episodio de violencia en el fútbol argentino y, ante la debacle futbolística de la Fragata, balearon la casa del presidente Antonio Argento e incendieron algunos autos estacionados en la misma cuadra. Una locura nivel país.

Almirante Brown cada año es noticia por la cruda interna que tiene su barrabrava. En esta temporada se le sumó otro condimento más que sin dudas preocupa hasta al hincha más genuino. La crisis deportiva del equipo y sus alarmantes números en la tabla de los promedios no hacen más que posicionarlo cerca del descenso a la Primera C. Claro que, lo que nadie comprende, es que esto es un juego y no es cuestión de vida o muerte.

En 2017 serios incidentes obligaron a cerrar una vez más el Fragata Presidente Sarmiento. Aunque suene ilógico, y más tal vez para seres humanos nacidos en otras latitudes, se determinó que si el Mirasol debía jugar como local entresemana solamente podía hacerlo sin público. La cercanía de un colegio y la súplica de los vecinos era claramente un pedido más que razonable.

Sin embargo lo acotecido en la casa de “Tony” Argento es una historia que no le pertenece solamente a una institución. Un problema general es instaló como un mal social y se viralizó. No hay vacuna, se propaga y parece no tener fin. La violencia en el fútbol llegó a límites impensados que, seguramente, el adelantar las elecciones en Isidro Casanova sea uno de los tantos síntomas de esta enfermedad.

El fútbol es un deporte. Se gana y se pierde. En las asambleas deberían debatirse los aspectos positivos y negativos de las diferentes gestiones. El socio tiene la posibilidad y la obligación de defender a su club. Pero el único arma es el voto y la palabra. Lo que ya roce lo violento es para de una sociedad completamente demente, de un grupo de gente que lastimó al fútbol a cambio de poder. Y no es solo en Almirante Brown. Es un mal que va a lo largo y a lo ancho de la República Argentina. Es un problema Argentino, y no precisamente de “Tony”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*