Partidos del día de hoy

GIMNASIA (MZA) 3 – DEPORTIVO MAIPÚ 2: PARA TOMAR DE LA BOTELLA Y TAMBIÉN DE LA COPA

Foto: @Deportivo_Maipu

Épico. Inolvidable. Así fue la clasificación histórica del Botellero a los 32avos de final de la Copa Argentina dejando en el camino al durísimo Lobo mendocino en el Víctor Legrotaglie. Los tantos en condición de visitante le dieron vida al Cruzado que, a pesar de caer por 3 a 2, lograron el objetivo en este 2018 que lo tiene lleno de satisfacciones.

Deportivo Maipú había ganado en el partido de ida por 1 a 0 por lo que, cada tanto que convertía en la vuelta, era un empujón más hacia el pasaje rumbo al torneo más federal de todos. Gimnasia de Mendoza, en su casa y con todos los pergaminos sobre sus espaldas, no supo como sostener la ventaja que lo tenía como victorioso hasta la última acción de la noche.

El elenco de Marcelo Fuentes pegó primero. El libreto parecía estar escrito de antemano para uno de los máximos candidatos a quedarse con el ascenso al Nacional B en la actual temporada del Federal A. Se sabía que la alegría para el Mens Sana no iba a tardar en llegar y, con un formidable tiro libre de Patricio Cucchi mas la ayuda del travesaño, el dueño de casa estampaba el 1 a 0 a los 8 minutos del primer tiempo.

Con ese resultado tanto Gimnasia de Mendoza como Deportivo Maipú debían definir la serie desde los doce pasos. Sin embargo al encuentro le faltaba muchísimo y, para colmo, la visita salió a jugarle de igual a igual a un rival demostrando que tiene el mismo potencial que su oponente.

Esa entrega del Cruzado tuvo su recompensa en la segunda parte. El “Mágico”, Santiago González, arrancó en la mitad de cancha, tiró un túnel y corrió por la banda derecha. Iban 20 minutos de la complementaria cuando levantó la cabeza y sacó un centro pasado que terminó colándose a espaldas de Ezequiel Viola. Empate y delirio en los dirigidos por Carlos Sperdutti que estaban muy cerca del sueño.

Pero Pablo Palacios Alvarenga pareció probarse el traje de verdugo en la noche cuyana. Rápidamente volvió a ponerse en ventaja el Mens Sana con un Agustín Briones fusilando a Damián Tello tras un saque lateral hecho rápido para marear al Botellero que, a pesar de estar cayendo 2 a 1, seguía metiéndose en la Copa Argentina por ese gol de visitante.

Todo se desmoronó para Deportivo Maipú sobre el final. Gimnasia de Mendoza no aflojaba su marcha y Palacios Alvarenga, a los 43 del segundo tiempo, empujó una pelota contra la red para marcar el 3 a 1 que ponía al local en el competencia más federal de todas. La fiesta era completa del Lobo en el Legrotaglie por todo lo que había sufrido para conseguir ese pasaje. Aunque en el fútbol no termina el juego hasta que el árbitro no marca el final.

Así fue como el Cruzado fue con alma, corazón y vida hacia el área de su rival. Era a todo o nada, como sea, bajo la desesperación de una clasificación que se escapaba en los segundos decisivos. Pero a los 48, Genaro Vuanello se iluminó y sacó un fortísimo remate desde afuera del área grande. Era un tiro al aire, tal vez el último. Y la pelota viajó con mucha potencia hasta incrustarse contra el palo derecho de Viola para desatar la locura de los hombres de Sperdutti que demostraron estar más vivos que nunca.

Gimnasia y Esgrima de Mendoza era banca en esta llave pero se quedó sin Copa Argentina. Deportivo Maipú, a pesar de la derrota por 3 a 2, se metió en la competencia que podrá cruzarlo con alguno de los cinco grandes del fútbol argentino. Y la fiesta se desató con mucho vino que no sólo se tomó en copa sino también, de la botella.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*