Partidos del día de hoy

HURACÁN 2 – ROSARIO CENTRAL 3: PARA DAMONTE, EL CANALLA FUE PALESTINA

Foto: @MatuCVazquez

Israel hizo todo el esfuerzo pero el Globo perdió la batalla contra un rival que hizo de todo para cantar victoria. Y si bien Damonte fue la figura del partido a pesar de la derrota, la Academia fue más Canalla que nunca para quedarse con los tres puntos en la noche de Parque Patricios. Así, los de Leonardo Fernández, vencieron por 3 a 2 al equipo de Gustavo Alfaro.

Rosario Central pegó primero y también último. En el medio hubo un reparto donde mereció más Huracán sobre todo porque en la complementaria borró completamente del mapa a un contrincante que llegaba a tierras porteñas con el sueño de arrebatarle unidades a un equipo que quiere asegurarse la clasificación a una copa internacional en 2019.

En el arranque Fernando Zampedri la mandó a las nubes. Sin embargo, el ex Atlético Tucumán, tuvo revancha rápidamente y a los 8 minutos cabeceó por el segundo palo para abrir la cuenta en el Tomás Adolfo Ducó. El Quemero, en desventaja, intentó llegar al empate pero fue muy tibio. Lo tuvo Israel Damonte pero careció de puntería. Lo mismo le sucedió a Saúl Salcedo. Y cuando el dueño de casa parecía que lo igualaba con un disparo a quemarropa de Adrián Calello, llegó la mágica salvada de Jeremías Ledesma que se completó con un contragolpe letal. Federico Carrizo por la banda derecha desbordó, mandó el centro y Germán Herrera con todo el arco a su merced se arrojó al suelo para empujarla con lo que sea.

Rosario Central, en tiempo extra del primer tiempo, conseguía el 2 a 0 que dejaba completamente groggy a Huracán. Sin embargo el descanso le hizo bien a los de Alfaro. En la complementaria cesaron los ataques del rival, y el dueño de casa se fue con toda la artillería a territorio contrario.

Pasado el cuarto de hora de la segunda parte, Ignacio Pussetto hilvanó una gran acción personal por el flanco diestro y asistió a Damonte que, a la carrera, sacó un remate perfecto para descontar en el Ducó. El Globo quedaba a tiro del empate y el Canalla se había quedado sin balas en la cartuchera. Marcos Díaz era ya un espectador de lujo y lo fue mucho más cuando a los 27 minutos la Academia se quedó con diez hombres.

Ledesma salió a cortar un centro bastante lejos, pudo despejar la pelota pero Damonte aprovechó que estaba todo el arco libre para cachetear el balón con muchísimas clase. Mauricio Martínez en la línea mandó la pelota al córner con la mano y, obviamente, Patricio Loustau no tuvo más remedio que sancioanr el penal y expulsar al ex Unión de Santa Fe.

Fernando Coniglio se encargó de la pena máxima. Huracán tenía en sus pies la igualdad y el resto del tiempo por delante para torcer la historia. Pero el centrodelantero falló, desvió el remate, y fue en ese entonces cuando Rosario Central comprendió que si quería ganar la batalla tenía que pelear hasta las últimas consecuencias.

Dos veces tuvo el empate Daniel Montenegro. En la primera fue Ledesma quien respondió con creces para ahogarle el grito al Rolfi. La otra fue pura suerte de la visita que, en un flipper de piernas, el remate del ex Independiente se desvió justamente en el botín de un ex Racing como José Luis Fernández para terminar perdiéndose por línea de fondo.

En el afán de lograr la igualdad, el Globo dejó espacios. Un error defensivo le sirvió el triunfo a Zampedri pero quien supo brillar en Juventud Unida de Gualeguaychú quiso definir de lujo y se encontró con un Díaz muy atento. Claro que el Canalla tuvo otra chance y no la desaprovechó. Maximiliano Lovera guapeó una pelota, se metió en el área grande, sacó un zapatazo que el arquero dio rebote, y Joaquín Pereyra la empujó contra la red para el 3 a 1 que favorecía al Canalla.

Todo indicaba, a esa altura, que el partido estaba liquidado pero no fue así. Damonte, una vez más, se cargó todo el batallón al hombro y descontó a los 45 tras un rebote corto de Ledesma. Encima Loustau adicionó bastante y la ilusión del empate volvía a potenciarse. Pero ess tiempo se consumió rápido y, a esa altura, la batalla ya estaba terminada.

En un verdadero partidazo, Rosario Central derrotó a Huracán por 3 a 2. Damonte junto a otras individualidades del local merecieron tal vez no irse con las manos vacías pero el fútbol es así. Y la Academia también hizo méritos para que la marcha triunfal se vaya sonando desde Parque Patricios hasta la Cuna de la Bandera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*