CRUCERO DEL NORTE 2 – DEFENSORES (VR) 1: MISIONES RENOVADAS

Foto: Prensa Club Crucero del Norte

El Colectivero terminó el año pasado entrando a la zona campeonato y el objetivo, claramente, era lograr el retorno al Nacional B. Sin embargo, los de Misiones arrancaron el petit torneo del 2018 con un traspié y nuevamente hubo un duro trabajo en la semana para que la misión final del retorno pudiese ser un hecho. Dicho y hecho, los de Héctor Rivoira dejaron atrás la caída con el Ferroviario y derrotaron al Granate que venía de ganarle a Chaco for Ever en Resistencia.

Todo parecía que iba a hacerse cuesta arriba para Crucero del Norte. Defensores de Villa Ramallo pegó fuerte y primero en la grama bahiana de Santa Inés. Un error defensivo del local le permitió a los bonaerenses cantar esa victoria parcial que los depositaba en lo más alto de la tabla de posiciones hasta que el dueño de casa reaccionó y pudo torcer la historia.

La floja reacción de Rubén Zampni le regaló la apertura del tanteador a los de Héctor Storti. Julián Bonetto no perdonó en una situación facil de cara a Marcos Argüello y puso el 1 a 0 cuando apenas se habían jugado 10 minutos del partido. El «Chulo» molesto, daba órdenes y lentamente sus dirigidos comenzaron a manejar los hilos.

Crucero del Norte golpeó en el momento justo. Los minutos corrían y Defensores de Villa Ramallo sacaban provecho de la victoria cuidando en demasía el score pero sin pasar sobresaltos. Pero el ex Sarmiento de Junín, Roberto Tucker, conectó de cabeza pasada la media hora inicial y estampó el 1 a 1 con el que se fueron al descanso.

Clave fue el trabajo del entretiempo. Rivoira, conocedor nato de lo que es pelear por el ascenso, supo posicionar al equipo en la cancha. El Colectivero jugó con hambre de gloria y no paró hasta conseguir la victoria. Incluso la expulsión de José Vera no condicionó al dueño de casa que, a los 22 minutos, Zamponi remendó su error de la etapa inicial y conectó un centro de Rodrigo Lechner para dar vuelta el marcador. El Granate quiso aprovechar el jugador extra que tenía pero no encontró los caminos e incluso terminó la tardenoche mesopotámica con un expulsado también puesto a que Juan Capurro vio la cartulina colorada sobre el epílogo.

Defensores de Villa Ramallo, en un momento, fue puntero de la zona 2 por el ascenso al Nacional B. Sin embargo, Crucero del Norte comprendió que si no ponía en marcha su objetivo podía terminar pagándolo caro al final del torneo. Y con cuotas de fútbol y de empuje, ganó por 2 a 1 en su propia casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *