ESTUDIANTES (RC) 0 – SPORTIVO BELGRANO (SF) 0: EL HOMBRE DE LA ESTRELLA

Foto: Diario Sports

Estudiantes armó una fiesta en Rio Cuarto con la estelar presencia en cancha de Pablo César Aimar, sin embargo el gran ganador de la noche fue Sportivo Belgrano de San Francisco. El León del Imperio tuvo el empuje para buscar revertir la serie, pero se topó con quien resultara estrella en la noche cordobesa, el golero visitante Federico Cosentino. La Verde sigue en carrera en dirección a los 32avos de Final de Copa Argentina.

Espectacular marco en el Estadio Antonio Candini, popular Ciudad de Rio Cuarto, para recibir un partido cargado de condimentos. La Asociación Atlética Estudiantes fue anfitrión del Club Spotivo Belgrano de San Francisco en un derby cordobés perteneciente a la Fase Preliminar A de la Copa Argentina 2018.

El León del Imperio, conducido por Marcelo Vásquez, estaba obligado a ganar para mantener posibilidades de avanzar. Y es que La Verde, dirigida por Ariel Giaccone, se había impuesto en el cotejo de ida por dos a uno gracias a las dianas de Fernando Catube y David Muller, el descuento Celeste fue obra de Nahuel Cainelli. El uno a cero bastaba para el Celeste, puesto a que aplica la regla de gol visitante.

Pero buena parte del atractivo pasaba por la presencia como titular de Pablo Aimar, quien se daba el gusto de despedirse con la camiseta del club en donde dio sus primeros pasos antes de convertirse en profesional, compartir equipo con su hermano Andrés y recibir el afecto de sus conciudadanos. El volante que nos enamoró vistiendo la camiseta de la Selección Argentina lució en la previa una casaca del León del Imperio con una frase popularizada por La Renga en su canción homónima: “El final es en donde partí”

Aimar no jugaba de forma profesional desde el 4/6/2015 cuando disputó sesenta minutos con la camiseta de River ante Liniers de Bahía Blanca, también en el marco de la Copa Argentina. El colorido local y la emoción fue coronada con la mágica presencia en las gradas de Marcelo Bielsa, quien inmerso en su hipnótica humildad se sacó fotos con los hinchas y hasta aplaudió al ritmo de las canciones Celestes.

Pero hablemos de fútbol. La primera mitad comenzó con el León del Imperio presionando sobre la salida de Sportivo e intentando meterlo contra su propia puerta. Andrés Aimar generó la primera con un potente tiro libre que forzó la gran reacción de Federico Cosentino. Enseguida Pablo Aimar tendría su tempranera bala de plata, el ex Valencia amagó acomodándose para la derecha y ejecutó un shot que Cosentino tapó en dos tiempos.

La Verde reaccionó tras un arranque inerte quedando a centímetros de convertir con un espectacular zurdazo de David Muller que pasó a centímetros del poste izquierdo de Adrián Peralta. La Visita empezó a manejar la pelota ante un Celeste que se quedó,  incluso logró anotar tras tiro de esquina una diana que resultó anulada por la terna arbitral; Gaspar Triverio rozó el tiro a gol de Julián Fernández y el asistente César Ceballo, atinado aunque demorado, levantó su banderín.

Sobre el final de la primera mitad Estudiantes lograría dos posibilidades tremendas en una misma jugada, Juan Reynoso cabeceó en el área visitante más su impacto se estrelló en el travesaño; Alan Vester capturó el rebote pero su zurdazo rebotó contra el poste izquierdo de Cosentino. Dos hierros en una misma jugada salvaron a Sportivo.

La última antes del descanso fue Verde, David Muller ganó la posición en el jardín de Peralta definiendo sobre su humanidad; Emanuel Sesma se lució volando sobre la línea y despejando el peligro.

El complemento inició con un tiro a puerta de Pablo Aimar que Cosentino contuvo sin dificultades. Fue la última del talentoso volante, que dejó el campo de juego a los cinco minutos envuelto en el aplauso de todos los presentes, y seguramente también de todos aquellos que amamos este deporte. Maravilloso en su plenitud, fantástico en cada declaración, ojalá sume a nuestro fútbol desde otro lugar.

Lo concreto es que el ingreso de Bruno Sepúlveda refrescó la ofensiva del León, incluso al cuarto de hora logró la penetración al área, forcejeando con Fernández, que el juez cordobés Fabricio Llobet interpretó como penal. No lo pareció, ya que el agarrón del defensor visitante fue muy leve. El Chivo Reynoso se hizo cargo de la ejecución, miró hacia el palo izquierdo pero terminó definiendo al derecho con pie abierto; Federico Cosentino adivinó la intención y con un movimiento certero bloqueó el shot, el propio Juan Reynoso fue al rebote pero no logró agarrar la bocha de lleno.

Estudiantes no se pinchó ante semejante oportunidad desperdiciada y siguió buscando el gol que necesitaba para avanzar, pudo lograrlo con un cabezazo de Martín García que pasó realmente cerca. Alcanzando la media hora el León del Imperio se quedó con diez tras la expulsión por doble amarilla de Alan Vester, esto mermó la intensidad del local.

Sportivo Belgrano volvió a tomar las riendas del match durante los últimos quince minutos, y no sufrió sofocones más allá de algún balón venenoso contra su propia área. Fue final y cero a cero, dos a uno en el global para La Verde.

Los de Ariel Giaccone siguen firmes en la búsqueda de acceder al Cuadro Principal de la competencia, para ello deberán afrontar un mano a mano ante Unión de Sunchales.

Estudiantes quedó afuera de la edición 2018 de la competencia, sin embargo y pese al mal trago vivió una noche que quedará para el recuerdo de la institución y la ciudad. De todas formas lo que se le viene es mucho más atractivo, la posibilidad de pelear desde la Segunda Fase un Ascenso al Nacional B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *