Partidos del día de hoy

SAN MARINO: “ES MUY DIFÍCIL SALIR A LA CANCHA SABIENDO QUE LA MAYORÍA DE LOS PARTIDOS LOS VAS A PERDER”

Foto: Twitter oficial de Danilo Rinaldi

Más de 10 mil kilómetros separan San Marino de Argentina, algo así como 20 viajes ida y vuelta entre el Conesa natal de Danilo Rinaldi y la Capital Federal de su país de origen. Sin embargo, a pesar de las distancias, el delantero de La Fiorita viajó hace 9 años a tierras europeas donde logró desarrollarse como futbolista e incluso cumplir sueño que el 99 por ciento del resto de los jugadores no consigue.

Nacido un 18 de abril de 1986 en el partido de San Nicolás, provincia de Buenos Aires, Rinaldi se transformó en uno de los pocos jugadores criollos en defender las camisetas de un seleccionado afiliado a UEFA. Los más recientes y rutilantes el enorme Alfredo Di Stéfano además de Mauro Camoranesi quien logró alzar la copa del mundo con Italia. Hubo otros ejemplos como Daniel Osvaldo y Gabriel Paletta defendiendo a la Azzurra o Mariano Pernía y Juan Antonio Pizzi luciendo la pilcha de España. Pero el de este bonaerense, aún en actividad, no deja de llamar la atención por tratarse de uno de los titulares del combinado de la Sereníssima.

Así el atacante consiguió hacerse un lugar en la liga sanmarinense de fútbol e incluso, al obtener la ciudadanía, jugar para uno de los seleccionados que peor récord ostenta en su historial: 139 derrotas en 146 encuentros con sólo un triunfo, ante Liechtenstein, en 2004.

Vermouth Deportivo conversó con Rinaldi quien, el torneo pasado, fue considerado el mejor jugador de la liga loca. Habló del sentimiento por este deporte, de lo que extraña al país y no dudó en aprovechar para mandar “un abrazo a mi pueblo y a mi familia”.

Vermouth Deportivo: Con San Marino te diste el gusto de jugar en Wembley y en Belfast cosa que no todos los argentinos llegan a ser. ¿Te considerás una afortunado por defender la pilcha de la Sereníssima a pesar de los resultados?
Danilo Rinaldi: La verdad que sí, me siento un afortunado. Poder jugar al fútbol y hacerlo en esos estadios históricos para el fútbol mundial es un gran privilegio, un gran honor, como lo sería para todo futbolista. Me siento afortunado y también es un honor vestir los colores de la selección de San Marino porque me ha permitido jugar, conocer estos estadios, poder estar desde el lado de adentro y enfrentar a selecciones europeas que jamás se me hubiese cruzado por la cabeza. Si bien en la mayoría de los partidos los resultados están claros, uno no pierde la esperanza, no pierde la fe, y lucha para poder tener un buen partido. Como argentino la verdad que es difícil salir a la cancha sabiendo que la mayoría de los partidos los vas a perder porque uno como argentino siente el fútbol de otra manera. Por eso no pierdo la esperanza de que podamos conseguir siempre buenos resultados y poder convertir goles. La fe y la pasión por el fútbol es lo que me llevar a seguir adelante, a seguir insistiendo y uno va a tratar de conseguir resultados.
VD: ¿Cómo es el día a día con los compañeros de la Selección de San Marino sabiendo que deben salir a trabajar, luego entrenar, y lo positivo es que casi siempre son los mismos en todas las convocatorias?
DR: El día a día con los compañeros de la Selección es igual que con los del club. Acá el fútbol es semiprofesional por lo tanto no te permite vivir solo del fútbol. Cada uno de los chicos tiene su trabajo y el día a día voy a trabajar como cualquier persona normal. Trabajo en una fábrica acá en San Marino y después, a la tarde, tengo entrenamiento todos los días. Los días que no me entreno con el club, entrenamos con la Selección. Hay 25 convocados que nos entrenamos 2 días aparte para mantenernos y para ir preparando los partidos aunque ahora estemos de vacaciones porque las eliminatorias terminaron.
VD: ¿Qué se extraña de Argentina estando en un país europeo que es de lo más parecido a Argentina? ¿Y qué tiene de mejor San Marino con respecto a Argentina?
DR: La verdad que se extraña mucho de Argentina, sobre todo las costumbres. Si bien uno acá tiene el mate y el asado, por ahí el domingo en familia, la picada de la tarde con los amigos, la previa de la noche con los amigos se extraña. Acá hay chicos argentinos así que nos juntamos a hacer la carne o mismo los del club me piden que les haga el asado así que lo que más se extraña son las amistades y la familia.
VD: Fuiste balón de cristal por el torneo pasado, ¿qué emoción te genera ser el Messi de la liga de San Marino?
DR: Tuve la suerte de tener un buen año y me premiaron con el balón de cristal que es el mayor premio que hay acá para el campeonato de San Marino. Es un honor porque paga todo el sacrificio que uno hace. Uno se levanta para ir a trabajar, vuelve, está con la familia y después se va a entrenar de vuelta, llega cansado y al otro día con la rutina es nuevamente lo mismo. Haber ganado el premio es un empujón que te llega para poder seguir adelante y seguir disfruando de este deporte que es lo que más me gusta hacer, es lo que hice toda mi vida, y espero seguir haciendo por muchos años más.
VD: El fin de semana pasada le metiste dos goles al Tre Penne, ¿Cómo viene esta temporada para La Fiorita?
DR: Jugar contra el Tre Penne me trae suerte porque siempre le hago goles. Contento por convertir goles. El panorama de este año esperamos tener un buen campeonato, tener una buena copa y ganar uno de los dos torneos para tener acceso a las fases preliminares de la UEFA League o la Champions League que, digamos, es otro de los premios de este lindo campeonato.
VD: Como buen argentino es inevitable que no se te pregunte por esto. ¿Cuál fue tu primera impresión cuando te enteraste que en la liga de San Marino hay un equipo que se llama Tre Penne?
DR: Al principio me sonaban rarísimo los nombres de acá. Cuando escuché que íbamos a jugar contra el Tre Penne, dije que iba a estar difícil. Después te vas acostumbrado que ya es normal pero al principio, los nombres de los clubes de San Marino, son bastante raros.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*