gtag('config', 'UA-63643000-1');

QUILMES 1 – VILLA DÁLMINE 0: BRINDÓ CON TRES CERVEZAS, PERO SOLO TOMÓ UNO

En un encuentro más que atípico, Quilmes tuvo tres penales a su favor en la tarde/noche del sábado, sin embargo erró dos, y solo convirtió el primero gracias a Felipe Cadenazzi, con el que le alcanzó para vencer a Villa Dálmine por 1 a 0 en el estadio Centenario. De esta manera, el conjunto Cervecero sumó su primera victoria en el torneo y es uno de los escoltas del campeonato.

Los del sur del Gran Buenos Aires venían de un debut duro en Junín, frente a otro de los clubes que vienen de descender de la máxima categoría del fútbol argentino. Empató sin goles frente a Sarmiento, en Junín, sin goles, y buscaba su primer éxito que comience a reafirmar ese mote de candidato que se le puso en la previa del torneo. Por su parte, el Violeta sí logró sumar de tres en su presentación, y lo hizo frente a Boca Unidos por 2 a 0, y llegaba a este encuentro con la intención de alcanzar el puntaje ideal.

El inicio del primer tiempo fue muy parejo, aunque la visita se mostraba mejor plantada en el campo, y con una presión muy alta que complicaba la salida rival. Pero sobre los 13 minutos, Juan Larrea recibió un empujón dentro del área Viola, que el árbitro Pedro Argañaraz cobró el penal. Cadenazzi se hizo cargo de la ejecución, y con un zurdazo al palo derecho, engañó a Martín Perafán para poner el 1 a 0. En desventaja, los de Campana fueron en busca de la igualdad, y tuvo dos chances claras para hacerlo. Un remate de Pablo Burzio que tapó Emmanuel Trípodi, pero que se le escapó y cuando parecía que se metía apareció Diego Colotto para rechazar sobre la línea; y minutos más tarde, un remate de Jorge Córdoba que reventó uno de los palos.

En el complemento, los dirigidos por Lucas Nardi se ordenaron, y mejoraron mucho a comparación de la primera mitad en donde se fueron arriba, pero tranquilamente se lo podrían haber empatado. Avisó con dos remates de Nicolás Castro que salieron cerca del arco Violeta. Y en 12 minutos, a los de Felipe De La Riva casi le liquidan el partido con dos penales muy bien sancionados por manos por el juez Argañaraz. El primero lo ejecutó el mismo Cadenazzi, y en su afán de convertir su doblete, Perafán le adivinó el sector, y contuvo el disparo a los 21 minutos. Mientras que a los 33, lo que dejó a la visita con un hombre menos por la expulsión de Juan Celaya, el que se hizo cargo fue Castro, pero agarró muy abajo la pelota, y la terminó mandando por arriba del travesaño.

Esos dos penales errados le pudieron haber complicado la historia al Cervecero, y aunque el Violeta tuvo varias aproximaciones, siempre se topó con la seguridad de Trípodi, y no pudo igualar el marcador. Fue final en el Centenario. Quilmes sumó por primera vez un triunfo, y es escolta con 4 puntos de Aldosivi y Brown de Adrogué, los únicos con puntaje ideal. Por su parte, Villa Dálmine no pudo alcanzar lo más alto de la tabla, y permanece con tres unidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *