Partidos del día de hoy

BARRACAS CENTRAL 0 – UAI URQUIZA 1: QUÉ VUELVAN LOS TRENES

Los Camioneros tenía todo para ganar. Mayoría, potencial, presupuesto, ventaja pero igual fueron los Furgoneros los que le pararon el carro a espaldas de una de las cabeceras del ferrocarril Belgrano Sur. La escuadra de Cristian Aldirico, épicamente, derrotó por la mínima diferencia a los de Blas Armando Giunta que se quedaron sin puntaje ideal en esta temporada de la Primerea B Metropolitana.

Barracas Central lo tenía todo de verdad. Mayoría porque jugó todo un tiempo con un hombre de más. Potencial porque iba a la carga con apellidos de temible trayectoria. Presupuesto porque, sin lugar a dudas, la entidad que supo enaltecer el hoy presidente de AFA maneja cifras distintas a la del rival de turno en el armado del plantel. Y ventaja porque llegaba puntero a este partido aprovechando que UAI Urquiza venía de un duro golpe en Villa Lynch donde fue goleado por Tristán Suárez.

No se puede negra que el Furgón sufrió para quedarse con la victoria. En un primer tiempo de ida y vuelta, la más clara estuvo en los pies de Germán Mandarino que con un fortísimo zapatazo obligó a la rapidísima reacción de quien fue la figura indiscutida de la tarde: Ignacio Pietrobono. El arquero de la visita sacaba todo lo que iba para su arco, era una muralla, y lentamente creaba una coraza imbatible que desquiciaba a los delanteros del Camionero. En el otro área, Pablo Migliore también se lucía frenando algún intento aislado de Enzo Díaz y de Gustavo Mbombaj. Sin embargo cada vez que Isaac Suárez tomaba la lanza, los de Aldirico lastimaban al equipo de Giunta. Y en el palo por palo ofrecieron un entretenido 0 a 0 en el primer tiempo que acabó con la expulsión de Leandro Caballero.

Con un hombre de menos, UAI Urquiza no se achicó. Suárez mostró su versión de potrero que pudo verse sus épocas de Victoriano Arenas con la distinción que pudo darle el rodaje en la B Metropolitana. Se convirtió en estandarte de las contras sabiendo que en el fondo no flaqueaba la línea de cuatro emparchada por donde se la mire con Federico Manzur, que reemplazó de urgencia a Maximiliano Ferreira, y Sebastián Prieto por las bandas sumado a la dupla central de Ignacio Liporace, que entró cuando su equipo se quedó con diez, y Christian Cepeda. Y ni hablar de la inolvidable y mayestática tarde de Pietrobono que tapó con los guantes, con los botines y hasta con la mente cualquier ataque de Barracas Central.

Se lo había perdido Diego Galeano. También increíblemente se demoró en definir Leonel Altobelli. El Camionero tenía la pelota pero regalaba su campo y en las contras el Furgón llegaba con peligro. Hasta que en tiempo de descuento Guillermo Pfund derribó a Díaz en el rectángulo mayor y Pablo Giménez no dudó en sacionar la pena máxima. Desde los doce pasos le pegó a quien le hicieron la infracción. Migliore adivinó la intención pero no pudo frenar el remate de un hombre que se transformó en el tiro de diez guerreros que se quedaron con una contienda superlativa.

UAI Urquiza, el que llegaba más débil, quien venía derrotado, sacó fuerzas y dio la nota en Luna y Olavarría al vencer por 1 a 0 a un Barracas Central que tenía puntaje ideal. Ahí, nomás, a un par de metros, se están haciendo obras importantísimas para reactivar la red ferroviaria del Belgrano Sur. Paradojas de la actualidad de un país donde durante décadas el tren perdió terreno contra otro tipo de transportes. De a poco el tren volvió a la vida. Y el Furgón le dio un aviso al Camionero.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*