Partidos del día de hoy

MITRE (SGO): EL NUEVO COMUNICACIONES

El vuelo hacia Buenos Aires estaba previsto para las siete de la tarde. Los poco más de mil kilómetros que separan a Santiago del Estero de la Capital Federal eran una obligación para el Aurinegro que estuvo cerca de enfrentar a la Academia en Salta, a tan solo 5 horas de su hogar. Sin embargo, la primera suspensión, derivó todo a un encuentro en cancha de Quilmes que… ¡nuevamente se postergó a un día y medio de su disputa!

Racing y Mitre debían jugar en el mes de junio pero los de Avellaneda estaban peleando por el ingreso a la Copa Libertadores. Ese mismo fin de semana no sólo se canceló la contienda que debían disputar en el Padre Martearena. Tampoco hicieron lo propio San Lorenzo de Almagro y Cipoletti de Río Negro, en Lanús. La nueva fecha fijada fue para el 9 de agosto y tampoco se cumplió.

¿Qué pasó? ¿Quién jugó con el hincha santiagueño?. En esta ocasión fue el Aprevide. El organismo de seguridad, por una interna en la barrabrava de la Academia, decidió no llevar adelante el cotejo que el miércoles debían afrontar ambas entidades de cara a los 32avos de final de la Copa Argentina. Y afortunadamente se movieron con velocidad, sino el Aurinegro se enteraba de la suspensión en pleno vuelo que posiblemente despegue vacío rumbo al Aeroparque.

Lejos de comenzar el torneo del Federal A, los jugadores de Mitre no tuvieron prácticamente descanso. Tras el ascenso, rápidamente se juntaron para organizar este partido ante Racing. Al menos los de Avellaneda tuvieron en el medio un compromiso por Copa Sudamericana sumado a que el arranque de la Superliga está a la vuelta de la esquina. Pero aquí, la escuadra del ascenso, nuevamente salió perjudicada. Y no sólo sus jugadores y el cuerpo técnico sino también los hinchas a quienes le suspendieron dos veces la ilusión de ver a su equipo enfrentando a una de las entidades más grandes del país.

No hay quita de puntos. No hay reglamento. Pero una vez más los platos rotos los termina pagando el menos indicado. Después del perjudicial fallo a Comunicaciones, llegó la injusta decisión de castigar al Aurinegro por algo completamente ajeno a ellos. Ganaron los violentos y perdió el fútbol. Otra vez.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*