Partidos del día de hoy

“ALDOSIVI FUE DE GRAN APOYO EN NUESTRA EXPERIENCIA EN LAS ISLAS MALVINAS”

Foto: Aldosivi de Primera
El ex árbitro Alejandro Scomparin corrió en las Islas Malvinas para dejar un mensaje de paz para Argentina y Gran Bretaña y cerrar la herida de la guerra con un trayecto de 280 kilómetros en seis días. La decisión de practicar “Running” en un territorio tan emblemático la tomó con su esposa y pensó en cada detalle para hacer realidad su sueño. “Elegimos diciembre para viajar porque hace menos frío y son los días más largos que se dan en esa época en referencia al resto del año. Los dos primeros días fueron muy duros. Hasta granizó. Ya en los últimos mejoró, tuvimos entre 15 y 20 grados”, cuenta el “hombre de negro” en los micrófonos de Vermouth Deportivo Radio en FM Tribunales 90.5.
Scomparin dejó en claro que su sueño era correr en Malvinas y admitió lo fuerte que es estar en el lugar de los hechos: “Pensar que donde ahora hay nada más que ovejas, antes había buques ingleses y se realizaban bombardeos. Hoy reina el silencio, es interesante escucharlo e imaginarse como era 35 años antes.”
Para esta dura tarea, el hincha y socio de Aldosivi se bancó -junto a su mujer- el costo económico del viaje y no recibió ayuda monetaria de ninguna asociación pero sí el apoyo de la dirigencia del Tiburón que rápidamente sumó su granito de arena a esta experiencia: “El club nos brindó toda la indumentaria y fue de muchísima ayuda. Estaré siempre agradecido por la mano que nos dieron”. Su andar por ese terreno “hostil” fue siempre acompañado por los colores verde y amarillo de la institución de La Feliz.
“Yo tenía el pensamiento adolescente de odiar a los ingleses, pero lo fui cambiando con el ejemplo de nuestros veteranos”, reconoció el ex colegiado sobre su pensamiento entre el rencor de los argentinos con los británicos y agregó en una descripción de su trato con los habitantes de Malvinas: “Los isleños captaron el respeto y nos ayudaron.”
Cada segundo de radio, la historia de Alejandro Scomparin describió sus momentos en las Islas y hasta nos dejó los pelos de punta con una experiencia al estilo “espiritual”: “El primer día que llegamos a Fitz Roy en dónde se dieron más de 100 bajas inglesas vinieron tres caballos y nos escoltaron. En un posterior ataque aéreo argentino, de cuatro aviones volvió sólo uno. Murieron tres pilotos, la misma cantidad de caballos que nos acompañaron. Cuando nos fuimos los animales dieron vuelta atrás y se perdieron nuevamente.”

El protagonista priorizó la idea de difundir el mensaje y concientizar acerca del estrés postraumático y finalizó con una invitación a quienes quieran conocer su historia en el sitio www.UnirMalvinas.com.ar. Un relato conmovedor con un corazón enorme.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*